dcsimg
English Site French Site Spanish Site Russian Site Arabic Site Chinese Site OHCHR header
Make a donation to OHCHR


Header image for news printout
Experto de la ONU condena asesinatos de indígenas en Colombia


GINEBRA - El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, James Anaya, condenó los asesinatos perpetrados en la madrugada del 25 de agosto en el resguardo indígena Gran Rosario, ubicado en el departamento de Nariño, en el sur de Colombia.

“Condeno rotundamente esos actos de barbarie y observo con dolor y extrema preocupación las consecuencias de esta nueva ola de asesinatos contra los pueblos indígenas del departamento de Nariño,” señaló James Anaya, quien también expresó su solidaridad con las víctimas y sus familias, así como con la totalidad del pueblo Awá.

Según información recibida, presuntos miembros de un grupo armado no identificado entraron al resguardo y abrieron fuego contra una de las viviendas, ocasionando la muerte de doce personas, entre las que se encuentran siete menores indígenas y algunos de sus padres. Al menos tres personas más resultaron heridas. Con estos hechos, se eleva a 38 el número de indígenas Awá asesinados en el curso del año 2009.

"La garantía efectiva de los derechos humanos de los indígenas está profundamente ligada a su derecho colectivo de vivir en paz y seguridad como pueblos distintos y a no ser sometidos a ningún acto de violencia. Espero que las autoridades Colombianas investiguen los hechos, sancionen a los responsables y compensen el daño causado al pueblo Awá de conformidad con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos" recalcó Anaya.

El Relator Especial recibió con beneplácito el apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en Colombia en el marco de su mandato de observación y el acompañamiento que, a solicitud del Gobierno, está prestando a las tareas de investigación de la Fiscalía General de la Nación.

Igualmente, el Relator Especial saludó la iniciativa del equipo de país de la ONU en Colombia de desplegar una comisión interagencial, con la participación de ONG internacionales, para evaluar la situación humanitaria y la adopción de medidas para prevenir o atender el posible desplazamiento de miembros del pueblo Awá, como fruto del temor por su seguridad e integridad física y cultural. El Relator Especial valora positivamente los esfuerzos del sistema de Naciones Unidas en Colombia para mantener una presencia continuada en la región.

"Exhorto al Gobierno colombiano a continuar apoyando los esfuerzos mancomunados para esclarecer los hechos, sancionar a los responsables y reparar el daño moral causado al pueblo Awá,” señaló el experto independiente de la ONU.

El Relator Especial se une así al reciente llamado de la OACNUDH en Colombia y del conjunto de organizaciones del Sistema de las Naciones Unidas en ese país, condenando enérgicamente los asesinatos perpetrados en el resguardo indígena Gran Rosario y exigiendo una respuesta estatal inmediata e inequívoca que respete su identidad cultural y asegure la protección integral y efectiva de los pueblos indígenas.