dcsimg


Honrando a los que dieron su vida al servicio de los derechos humanos

“Juremos que no nos doblegaremos ante quienes intentan amedrentarnos mediante agresiones salvajes contra los colegas que trabajan sobre el terreno, motivados únicamente por las mejores intenciones hacia las comunidades que tratan de servir. Juremos recordar y apoyar a esos colegas que, día tras día, trabajan afrontando peligros muy reales que amenazan a sus vidas y su salud”.

-Navi Pillay, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Hombres y mujeres valientes arriesgan la vida cada día en aras de los derechos humanos.  Muchos de ellos trabajan en algunos de los contextos más inestables y peligrosos del planeta, con un solo objetivo en mente: hacer del mundo un lugar más justo y seguro.

Lo mismo si lo hacen mediante la diplomacia, el asesoramiento jurídico, la capacitación y la promoción, que si lo realizan mediante la investigación y las campañas públicas, o mediante la gestión de la logística y la seguridad, o del presupuesto y la tecnología, el personal a cargo de los derechos humanos se esfuerza por que el ejercicio de los derechos humanos sea una realidad sobre el terreno, todo el tiempo y en cualquier lugar.

En febrero de 1997, cinco colegas del ACNUDH murieron en una emboscada perpetrada en Cyangugu (Rwanda).

En agosto de 2003, una bomba explotó en el Hotel Canal de Bagdad causando la muerte de 22 personas, entre los que figuraba Sergio Vieira de Mello, que entonces desempeñaba el cargo de Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

En enero de 2010, el devastador terremoto que asoló Haití causó la muerte de dos colegas del ACNUDH.

En abril de 2011, un oficial de asuntos humanitarios resultó muerto en un ataque contra la oficina de las Naciones Unidas en Mazar-i-Sharif (Afganistán).

Esta página rinde tributo a quienes perdieron la vida mientras trabajaban en pro de los derechos de sus prójimos, afrontando enormes riesgos.

Rwanda, 1997
El 4 de febrero de 1997, cinco colegas del ACNUDH murieron en una emboscada perpetrada en Cyangugu (Rwanda).

Iraq, 2003
El 19 de agosto de 2003, una bomba explotó en el Hotel Canal de Bagdad causando la muerte de 22 personas, entre los que figuraba Sergio Vieira de Mello, que entonces desempeñaba el cargo de Alto Comisionado para los Derechos Humanos.

Haití, 2010
El 12 de enero de 2010, miles de personas murieron en Haití en un terremoto de magnitud 7. Las Naciones Unidas perdieron a 102 miembros de su personal, entre ellos dos oficiales de derechos humanos.

Afganistán, 2011
El 1 de abril de 2011, un oficial de derechos humanos fue uno de los siete afganos fallecidos durante el ataque perpetrado contra la oficina de las Naciones Unidas en Mazar-i-Sharif (Afganistán).