dcsimg
Sitio web inglés Sitio web françés Sitio web español Sitio web ruso Sitio web arabe Sitio web chino OACDH cabecera


Conceptos clave sobre los DESC - Mitos e ideas falsas sobre los derechos económicos, sociales y culturales

  • Los DCP son urgentes y se tienen que priorizar. La consecución de los DESC se puede resolver posteriormente.

Todos los derechos humanos están relacionados entre sí. Por ejemplo, suele ser más difícil para las personas que no saben leer ni escribir tomar parte en actividades políticas o ejercer su derecho a la libre expresión. Del mismo modo, las hambrunas es menos probable que ocurran cuando las personas pueden ejercer sus derechos políticos, como el derecho al voto. En consecuencia, cuando se analizan con detenimiento, hay ciertas clasificaciones de derechos, como los "derechos civiles y políticos" o los "derechos económicos, sociales y culturales", que tienen poco sentido. Por esa razón, cada vez es más frecuente referirse a los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales.

Primer párrafo, página 13, Preguntas frecuentes sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales – Folleto Informativo No. 33, OHCHR 2008

  • Los DESC son consecuencia natural de la democracia o el crecimiento económico

La verdad es que, a menos que se adopten medidas concretas con miras a lograr la plena efectividad de los derechos económicos, sociales y culturales, rara vez, por no decir nunca, podrá lograrse su plena efectividad, ni siquiera a largo plazo.

Por ejemplo, el crecimiento económico no se plasma automáticamente en una mejora del nivel de vida de los grupos más excluidos y marginados, a menos que se adopten medidas o políticas especiales en beneficio de tales personas. Si el crecimiento de lugar a un aumento de los recursos en pro de una enseñanza gratuita y obligatoria, pero no se adoptan políticas específicas para que las personas con discapacidad tengan acceso físico a la escuela, tal circunstancia intensificará las diferencias entre los sectores de la población y dará lugar a una denegación de los derechos económicos, sociales y culturales.

Paralelamente, la democracia por sí misma no suele ser suficiente para dotar de efectividad a los derechos económicos, sociales y culturales de los más pobres y marginados. Las personas que viven en la pobreza y al margen de la sociedad suelen tener más dificultades para que sus opiniones se pongan de manifiesto en las leyes, las políticas públicas o las actividades de desarrollo, ya que carecen de voz en los parlamentos y ministerios. […]Ello puede dar lugar a que la atención se desvíe de los más marginados y se concentre en quienes son más visibles y tienen más poder y más acceso al proceso de adopción de decisiones en una democracia.

Pregunta 13, página 27, Preguntas frecuentes sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales – Folleto Informativo No. 33, OHCHR 2008

  • Alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio es lo mismo que dar efectividad a los DESC

Los ODM y las normas de derechos humanos se complementan entre sí en gran medida, pero los derechos humanos van más lejos.

1. La naturaleza del compromiso contraído por los Estados es diferente. Los derechos humanos, incluidos los derechos económicos, sociales y culturales, son compromisos jurídicamente vinculantes, en tanto que los ODM son compromisos políticos.

2. El alcance de las cuestiones que abarcan los derechos económicos, sociales y culturales es más amplio que el de las cuestiones abarcadas por los ODM. Por ejemplo, los ODM no abordan directamente las cuestiones de la educación superior, la seguridad de la tenencia ni la participación en la vida cultural. Por ello, si bien el Objetivo 2 dispone que los Estados han de lograr la enseñanza primaria universal, el derecho a la educación requiere que los Estados se ocupen no sólo de la enseñanza primaria (que ha de ser gratuita), sino también de la enseñanza secundaria y de la terciaria.

Además, si bien los ODM se ocupan de ciertos aspectos de los derechos económicos, sociales y culturales, los derechos sociales, como la protección frente  al desalojo forzoso,

3. Los derechos económicos, sociales y culturales, junto con el principio de la no discriminación, incorporan un aspecto cualitativo, ya que obligan a preguntarse no sólo cuántas personas salen de la pobreza, sino también quiénes son. Por ejemplo, el Objetivo 1 se propone reducir a la mitad, para 2015, el porcentaje de personas que padecen hambre. Pero, si por ejemplo, la meta se alcanza para 2015, pero el porcentaje de personas indígenas que padecen hambre se ha incrementado o se ha mantenido, podría haberse conseguido el Objetivo 1, pero se habrían infringido los derechos humanos.

4. Los ODM constituyen una meta intermedia con un marco temporal limitado, en tanto que los derechos humanos requieren que los Estados hagan constantes esfuerzos hasta que alcancen el objetivo definitivo, a saber, la plena efectividad de los derechos humanos para todos. Por ejemplo, el Objetivo 7 requiere que los Estados reduzcan a la mitad el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable. El derecho al agua requiere que los Estados, incluidos los que hayan alcanzado el Objetivo 7, sigan realizando esfuerzos para garantizar el acceso al agua potable y asequible para todos.

5. Hay una diferencia por lo que respecta al alcance geográfico. Los ODM se centran principalmente en el mundo en desarrollo, en tanto que las normas internacionales de derechos humanos son universales y constituyen un medio de hacer frente a la pobreza, el VIH/SIDA, la mortalidad derivada de la maternidad, etc., siempre que se produzca. Por ejemplo, los derechos de los trabajadores migratorios frecuentemente se ven amenazados tanto en los países desarrollados como en desarrollo.

Por consiguiente, para dar efectividad a los derechos económicos, sociales y culturales deben hacerse esfuerzos para alcanzar los ODM de una manera que integre plenamente una perspectiva de los derechos humanos, así como ir más allá.

Adoptado de la Pregunta 13, página 30, Preguntas frecuentes sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales – Folleto Informativo No. 33, OHCHR 2008

  • En situaciones de emergencia, como desastres naturales o conflictos armados, la aplicación de los DESC resta en un segundo plano 

No. Las normas de los derechos humanos no autorizan expresamente a los Estados a que dejen de cumplir sus obligaciones en materia de derechos económicos, sociales y culturales durante las emergencias, los desastres y los conflictos armados. De hecho, en tales circunstancias frecuentemente ha de prestarse más atención a la protección de los derechos económicos, sociales y culturales, sobre todo en el caso de los grupos más marginados de la sociedad.

El hecho de tener en cuenta los derechos económicos, sociales y culturales también contribuye a impedir los desastres y los conflictos, a prepararse para ellos y a recuperarse posteriormente. Los estudios e investigaciones que se han llevado a cabo muestran que la discriminación y las desigualdades sistemáticas respecto del disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales pueden causar tensiones sociales y políticas o exacerbarlas y dar lugar a conflictos o al empeoramiento de los efectos de los desastres y a obstaculizar el proceso de recuperación.

Pregunta 16, página 25, Preguntas frecuentes sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales – Folleto Informativo No. 33, OHCHR 2008