dcsimg


Comunicaciones

El Relator Especial se encuentra con un grupo de pobladores en NepalUn aspecto importante del trabajo del Relator Especial es el de recibir e intercambiar información con pueblos indígenas, sus organizaciones y otras fuentes. El Relator Especial se basa en gran medida en la información recibida con relación a todas las áreas de su trabajo, incluyendo la promoción de buenas prácticas, informes, estudios temáticos y respondiendo a las presuntas violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas. El Relator Especial pone especial énfasis en su mandato "para desarrollar un diálogo cooperativo con todos los actores pertinentes" mediante el desarrollo de estrategias en curso, a largo plazo para todo el trabajo que emprende.

Comunicaciones sobre presuntas violaciones de los derechos humanos

Como parte de su mandato, el Relator Especial lleva a cabo acciones en respuesta a la información que recibe sobre supuestas violaciones de los derechos de los pueblos indígenas. Estas intervenciones pueden referirse a violaciones que hayan ocurrido en el pasado, que estén ocurriendo en el presente, o que vayan muy probablemente occurir en el futuro. El proceso, en general, consiste en el envío de comunicaciones confidenciales a los Gobiernos interesados, solicitando información y comentarios a las alegaciones recibidas, y solicitando que adopte medidas preventivas o que lleve a cabo una investigación sobre los hechos.

Véase " Como enviar información al Relator Especial".

Procedimiento para presentar comunicaciones sobre presuntas violaciones

Tipos de comunicaciones

Las comunicaciones enviadas por el Relator Especial son de dos tipos: llamamientos urgentes , en aquellos casos de inminente peligro de violación de los derechos humanos de personas y comunidades indígenas; y cartas de alegación , si las violaciones ya han tenido lugar o no son muy urgentes.

Tipos de casos

El mandato del Relator Especial es amplio. Por ello sus comunicaciones se han centrado en un gran número de asuntos ligados a los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas. En el pasado, las comunicaciones han versado, entre otros, sobre asesinatos, torturas, amenazas y otros abusos cometidos contra líderes y comunidades indígenas. Además, el Relator Especial ha enviado comunicaciones sobre violaciones de los derechos de los pueblos indígenas sobre sus tierras y recursos naturales, tales como su desposesión o expulsión, falta de consulta previa antes de la implementación de proyectos de desarrollo, etc. El Relator Especial también interviene en relación con el contenido de legislaciones y políticas nacionales que tienen un impacto directo en los pueblos indígenas.

Requisitos

No existen requisitos formales para que el Relator Especial envíe una comunicación. No es necesario agotar todos los recursos internos ni es necesario ningún análisis legal detallado sobre el caso. Cualquier persona u organización puede enviar información al Relator Especial, sin importar su relación con la persona o personas afectadas.

Procedimiento

Cuando la información llega el Relator Especial trata en prime lugar de determinar la validez de la información y decide si es conveniente enviar una comunicación al Gobierno interesado. La decisión de intervenir es a la discreción del Relator Especial. Debido al gran número de casos recibidos, es imposible responder a cada situación. Esta decisión dependerá de varios criterios, entre ellos: la credibilidad de la información recibida, el detalle de la descripción; la medida en que el caso es representativo de las situaciones a las que se enfrentan los pueblos indígenas en general, y la posibilidad que la intervención de la Relatora Especial puede tener un impacto positivo.

Si el Relator Especial determina que la intervención de su parte es adecuada, teniendo en cuenta las circunstancias del caso, por lo general, se pondrá en contacto con el Gobierno de que se trate a través de una apelación urgente por escrito o una carta de alegación. Dependiendo de las particularidades del caso, una comunicación se puede decidir enviar una comunicación conjunta con otros Relatores.

Seguimiento

Los gobiernos pueden tomar medidas tras la recepción de la carta del Relator Especial e investigar los hechos y/o tomar medidas para prevenir o finalizar con una violación, pero este no es siempre el caso. En algunos casos, el Relator Especial puede realizar un seguimiento con el envió de otras comunicaciones o con otro tipo de acciones. Sin embargo, los limitados recursos de que dispone le hacen imposible hacer un seguimiento a todos los casos. La experiencia muestra que el impacto de las comunicaciones del Relator Especial dependen en buena medida de la movilización de la sociedad civil y de las organizaciones indígenas, y del adecuado uso que den del mecanismo.

Confidencialidad

Las comunicaciones del Relator son confidenciales, y la fuente de la información no se revela. Un resumen de todas las comunicaciones enviadas por el Relator Especial y de las respuestas de los gobiernos recibidas se publican como anexo al informe anual del Relator Especial al Consejo de Derechos Humanos (Add. 1).