dcsimg


Header image for news printout

‘Tenemos que protegernos mutuamente y defender nuestros principios’

Festival de Cine y Foro Internacional de Derechos Humanos

Discurso del Alto Comisionado – Declaración en vídeo

10 de marzo de 2017

Lamento muchísimo no poder acompañarlos hoy y no poder compartir algunas horas con un grupo de personas como ustedes, que comprenden la plena importancia de los derechos humanos. Este festival de cine nos brinda a todos la ocasión de reunirnos en busca de inspiración y sentido.

Vivimos en tiempos de grandes trastornos, en que los actos de algunos dirigentes vulneran los compromisos fundamentales que sus Estados han contraído: el carácter universal de los derechos humanos; los compromisos esenciales del derecho humanitario internacional, que preservan las condiciones mínimas de vida, incluso en periodos de guerra; el compromiso de colaborar en la búsqueda de soluciones que contribuyan al bien común.

Tenemos que oponernos a esta tendencia –por el bien de todos, de nosotros y de nuestros hijos-. El respeto de los derechos humanos y su universalidad son fundamentales. Porque si los derechos no son universales –si algunas personas merecen más derechos que otras, por el hecho fortuito de su nacimiento, color de piel, condición sexual o ubicación geográfica-, entonces nos esperan grandes dificultades. Si nuestros países no colaboran, se enfrentarán unos con otros. La humanidad ha transitado muchas veces por estos caminos, que sólo desembocan en grandes trastornos. Los derechos humanos son demasiado importantes como para que prescindamos de ellos. 

Y en tiempos como estos, los derechos humanos son además demasiado importantes como para dejarlos únicamente en manos de los gobiernos. Cuando los derechos retroceden o cuando son objeto de ataques, aumenta nuestra pertinencia y nuestra obligación de actuar. Es preciso que nos protejamos mutuamente y que defendamos nuestros principios.

Todos los gobiernos son responsables de proteger y defender los derechos humanos. Se han comprometido a hacerlo, por medio de leyes y tratados, y debemos hacer todo lo posible por exigirles que cumplan con esa responsabilidad. Mediante el voto. Mediante la promoción. Mediante la ayuda, cuando sea posible. Y mediante nuestras acciones, en nuestras propias vidas. Porque todos y cada uno de nosotros, podemos defender los principios básicos de decencia y comprensión mutua. Dondequiera que estemos: en el trabajo, en la calle. Podemos intervenir en defensa del derecho ajeno a vivir libre del temor y la opresión. Podemos tender puentes, actuar en pro de los derechos fundamentales de los demás.      

En este festival, podrán ver el desarrollo de algunos relatos. Son historias que transmiten la idea de que los derechos son importantes. Que todos y cada uno de nosotros, en el fondo, somos iguales. Que todos merecemos comprensión, respeto y justicia. Y que debemos combatir la desigualdad, el sufrimiento y la injusticia, dondequiera que se encuentren.

Les deseo una velada muy amena.