Header image for news printout

El Comité de las Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas examinará a Gabón y Lituania.

GINEBRA (31 de agosto de 2017) – Gabón y Lituania serán objeto de examen por el Comité de las Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas (CED, por sus siglas en inglés), que se reunirá en Ginebra del 4 al 15 de septiembre.

El Comité, compuesto por 10 expertos independientes en derechos humanos procedentes de diversos países, supervisa la aplicación de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. Gabón y Lituania figuran entre los 57 Estados que han ratificado la Convención hasta el día de hoy y, por lo tanto, tienen la obligación de presentar un informe que el Comité someterá a examen.

Las reuniones públicas, que se transmitirán por Internet en http://webtv.un.org se celebrarán en las fechas y los horarios siguientes:

Gabón: De 15:00 a 18:00 el 4 de septiembre; de 10:00 a 13:00 el 5 de septiembre.
Lituania: De 15:00 a 18:00 el 5 de septiembre; de 10:00 a 13:00 el 6 de septiembre.

Lugar: Palacio de las Naciones, Sala XVI.

Los miembros del Comité debatirán con las delegaciones de los Estados respectivos diversas cuestiones relativas a la aplicación de la Convención y también escucharán a los representantes de las ONG y las instituciones nacionales de derechos humanos.

Si desea información adicional, incluidos los informes de Gabón y Lituania, pulse aquí.

El CED publicará sus conclusiones, denominada Observaciones Finales, el 15 de septiembre, aquí.

FIN

Antecedentes

¿Qué es el CED y por qué es importante?

La Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas (ICPPED, por sus siglas en inglés) es un instrumento internacional de derechos humanos de las Naciones Unidas que tiene por objetivo prevenir las desapariciones forzadas. Esta Convención fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de diciembre de 2006 y entró en vigor el 23 de diciembre de 2010. Hasta diciembre de 2016, la Convención había sido ratificada por 57 Estados.

La ratificación de la Convención por parte de un Estado expresa su voluntad política de poner fin a la desaparición forzada y de proteger a sus propios ciudadanos de esta práctica odiosa.

Si los principios de la Convención se aplicasen plenamente, la práctica de la desaparición forzada podría erradicarse y las personas estarían protegidas eficazmente de ella en el mundo entero.

Esta protección es esencial para los ciudadanos de los Estados que han experimentado la tragedia de las desapariciones forzadas y/o siguen padeciéndola hoy en día. La misma protección es esencial para los ciudadanos de los Estados que, por suerte, no han experimentado desapariciones forzadas en su historia reciente como medida preventiva, aunque muchos regímenes políticos han cambiado e incluso algunas democracias se han transformado en sistemas opresivos.

La Convención es importante para las personas de todos los países, en la medida en que defiende el derecho de las familias de los desaparecidos, combate la impunidad y previene la aparición de nuevos casos de desaparición forzada.

Defienda a las víctimas de desapariciones forzadas. Ayúdenos a aumentar la ratificación de la Convención. Infórmese por qué debe participar cómo puede hacerlo en: http://www.standup4humanrights.org/en/disappeared.html