dcsimg




Los derechos de las mujeres en el centro de decisiones judiciales


El acceso a la justicia es un pilar fundamental para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas. Contribuye a romper el círculo de la violencia, proporcionar reparación adecuada a las víctimas y transformar las circunstancias que las hacen vulnerables. 

Fortalecer los esfuerzos que realizan las y los jueces para proteger los derechos de mujeres y niñas es esencial en ese proceso. Esa es la finalidad de una publicación de ACNUDH-Guatemala, denominada “Herramienta para la incorporación del enfoque de derechos humanos y la perspectiva de género en la elaboración de sentencias relativas a delitos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer”.

"La herramienta brinda orientación a jueces y magistrados en su análisis de casos de violencia contra las mujeres, femicidio, explotación y trata de personas", expresó Alberto Brunori, Representante de ACNUDH-Guatemala. "Compila tanto buenas prácticas identificadas en sentencias dictadas por tribunales nacionales, como estándares internacionales de derechos humanos. El objetivo es poner a la víctima y sus derechos en el centro de las decisiones judiciales", agregó.

La publicación es resultado de una estrecha colaboración entre ACNUDH-Guatemala, la Corte Suprema de Justicia, la Escuela de Estudios Judiciales y la Unidad de Control, Seguimiento y Evaluación de los Órganos Especializados en Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer del Organismo Judicial, con el apoyo de la Sección de Género en la sede de ACNUDH en Ginebra.

"La herramienta será utilizada como una guía para la interpretación de tratados internacionales, en consonancia con la legislación nacional", indicó el Magistrado Ranulfo Rafael Rojas, Presidente de la Corte Suprema de Justicia. "Considero que será muy útil para que las y los jueces emitan resoluciones y decisiones con perspectiva de género", finalizó.

Un estudio previo realizado por ACNUDH concluyó que los tribunales especializados sobre delitos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer han reducido sustancialmente la impunidad en el país. Sin embargo, dado que en la actualidad los tribunales especializados están presentes sólo en 11 de los 22 departamentos de Guatemala, las autoridades judiciales y ACNUDH identificaron la importancia de fortalecer las capacidades de las y los jueces de tribunales ordinarios. Capacitarles en la aplicación de la perspectiva de género y derechos humanos en casos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer contribuirá con los esfuerzos que realiza el país para reducir la impunidad en esos casos. "La herramienta (...) es una contribución clave, ya que las investigaciones muestran que los estereotipos y el ignorar la perspectiva de género pueden influir mucho en la forma en que se evalúa la credibilidad de las víctimas y se entienden los delitos de violencia contra la mujer, lo que a menudo resulta en impunidad", manifestó Veronica Birga, Jefa de la Sección de Género y Derechos Humanos de las Mujeres de ACNUDH.

"Esta herramienta nos ayudará a identificar los estándares internacionales pertinentes en un caso concreto, y lo que es más importante, a utilizarlos para reconocer los derechos afectados y tomar las medidas adecuadas", dijo la jueza Leticia Alvizuris, del Tribunal penal de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer en Guatemala.

Con apoyo de ACNUDH, la Escuela de Estudios Judiciales ha organizado cuatro talleres iniciales para explicar el uso de la herramienta a juezas y jueces de sentencia penal de tribunales ordinarios y especializados en la ciudad de Guatemala, Quetzaltenango, Zacapa y Chiquimula.

Autoridades de la Escuela expresaron su compromiso de integrar la herramienta en los programas de formación inicial y permanente de las y los jueces. "La Escuela de Estudios Judiciales tiene un rol muy importante (...) para promover que las sentencias con perspectiva de género sean emitidas en todo el país", dijo Dora Lisseth Nájera, Coordinadora de la Escuela.

El número de sentencias dictadas en casos de femicidio y violencia contra la mujer ha aumentado en los últimos años, debido principalmente a la labor de los tribunales especializados. De acuerdo con el Organismo Judicial, en 2015 estos tribunales emitieron 4.149 sentencias, en comparación con 3.628 en el año anterior. Para reforzar estos resultados positivos, el Alto Comisionado ha recomendado a Guatemala adoptar políticas institucionales que aseguren la formación especializada de juezas y jueces sobre violencia contra las mujeres, así como para ampliar la cobertura de los tribunales especializados, dotándolos con recursos suficientes para trabajar de manera eficiente.

3 de agosto de 2016

Véase también