dcsimg




Lograr que Corea del Norte rinda cuentas por violaciones de derechos humanos


“La función de la comunidad internacional es decisiva para el pueblo de Corea del Norte”, afirmó el Sr. Marzuki Darusman, Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea. “La preocupación… ofrece esperanzas a las personas que viven en ese país y sufren por la violación de sus derechos. La preocupación de la comunidad internacional entraña la esperanza de que la situación pueda cambiar en sus aspectos más fundamentales”.

El Sr. Darusman presentó su informe sobre la RPDC esta semana, en el 31er. periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, y en el documento puso de relieve la “horrenda” situación de derechos humanos que sigue viviendo la población. Los campamentos de presos políticos, la encarcelación de familias enteras por la denuncia contra uno de sus miembros, la tortura y otras violaciones se suceden con impunidad, según declaró el Relator Especial ante el Consejo. 

“Esto es un asunto de exigir la rendición de cuentas políticas y jurídicas a los responsables de esos graves delitos, incluso al Líder Supremo, el Sr. Kim Jong-Un”, afirmó el Relator Especial.

A este fin, el Sr. Darusman propuso la creación de un grupo de tres expertos para examinar las dimensiones jurídicas internacionales de la responsabilidad penal y formular recomendaciones sobre la manera de garantizar la rendición de cuentas de los responsables de graves violaciones de derechos humanos en el país, incluso de las que equivalgan a delitos de lesa humanidad.

Este fue el último informe del Sr. Darusman ante el Consejo, ya que su mandato de seis años toca a su fin. El Relator Especial señaló también diversos problemas, entre otros la imposibilidad de visitar la RPDC y el escepticismo inicial sobre la capacidad del cargo para generar alguna mejora en la situación de derechos humanos de ese país.

Pero en su mandato ha logrado generar algunas diferencias, afirmó. Junto con la Comisión de Investigación sobre la RPDC, la situación de derechos humanos de ese país se ha convertido ahora en centro de la atención internacional. Además, el informe de la Comisión está ahora bajo la consideración del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el máximo órgano político de las Naciones Unidas, afirmó el Relator Especial. Esto podría hacer que el caso de la RPDC se remitiera a la Corte Penal Internacional.

“De modo que, si alguna satisfacción ha habido en el desempeño de estas funciones, ha sido la de convertir a la RPDC en el centro de la preocupación internacional, en lo tocante a sus horrendas violaciones de derechos humanos”, declaró el Sr. Darusman.

En el vídeo que figura a continuación, se pueden conocer otros comentarios del Sr. Darusman sobre la República Popular Democrática de Corea.

31 de marzo de 2016

Véase también