Acerca de nosotros: una visión general

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Derechos Humanos de las Naciones Unidas) es la principal entidad de las Naciones Unidas en derechos humanos. Representamos el compromiso del mundo para la promoción y protección del conjunto total de derechos humanos y libertades establecidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La Alta Comisionada y la Oficina desempeñan una función singular para:

  • Promocionar y proteger todos los derechos humanos: Nos pronunciamos objetivamente frente a las violaciones de derechos humanos y ayudamos a elaborar las normas que se emplean para evaluar el progreso en materia de derechos humanos en el mundo.
  • Ayudar a empoderar a las personas: Nuestras actividades de investigación, educación y promoción contribuyen a una mayor concienciación y compromiso por parte de la comunidad internacional y del público sobre las cuestiones de derechos humanos. Esto significa que miles de personas de todas las regiones del mundo son empoderadas para reclamar sus derechos.
  • Ayudar a los gobiernos: Con nuestras presencias sobre el terreno, ayudamos a evitar abusos y contribuimos a mitigar las situaciones que pueden desembocar en un conflicto. Nuestra supervisión y análisis alimentan la toma de decisiones sensibles y la programación del desarrollo. También ofrecemos desarrollo de capacidades y asesoramiento jurídico a miles de personas, apoyando el desarrollo y la promulgación sensata de leyes y políticas en todo el mundo.
  • Formular una perspectiva de derechos humanos en todos los programas de las Naciones Unidas: Integramos los derechos humanos en todos los programas de las Naciones Unidas para asegurar que la paz y la seguridad, el desarrollo y los derechos humanos —los tres pilares del sistema de las Naciones Unidas— estén interconectados y se refuercen mutuamente.

Lea más acerca de nuestro Mandato

Historia del mandato

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en diciembre de 1993 por medio de la resolución 48/141 que también detalla su mandato. Eso sucedió solo unos meses después de que la Conferencia Mundial de Derechos Humanos adoptara la Declaración y Plan de Acción de Viena.

La Declaración de Viena, adoptada por 171 Estados, renovó el compromiso del mundo en pro de los derechos humanos. Asimismo, instó al fortalecimiento y armonización de la capacidad de supervisión del sistema de las Naciones Unidas con respecto a los derechos humanos.

Lea más acerca de la historia de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

Nuestra misión

Al realizar nuestra misión, Derechos Humanos de las Naciones Unidas:

  • da prioridad a abordar las violaciones de derechos humanos más acuciantes, graves y crónicas, en particular aquellas que tienen un peligro inminente para la vida
  • centra la atención en aquellas personas que corren peligro y son vulnerables en varios frentes
  • presta la misma atención al ejercicio de los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales, incluido el derecho al desarrollo
  • mide la efectividad de su trabajo a partir del beneficio sustancial que se obtiene, mediante este, para los individuos del mundo

Lea más acerca de nuestra Misión

Nuestra visión estratégica para la labor de derechos humanos

Derechos Humanos de las Naciones Unidas sigue un marco sólido de resultados conocidos como el Plan de Gestión de la ACNUDH a fin de cumplir su misión. Esta hoja de ruta se basa en los resultados de las consultas realizadas a los Estados Miembro, el sistema de las Naciones Unidas, la sociedad civil, la comunidad de donantes y el sector privado. El actual Plan de Gestión de la ACNUDH está profundamente asociado a la Agenda 2030 para el Desarrollo y abarca el periodo de 2018-2021, inclusive.

Consulte una visión general de la hoja de ruta 2018-2021 de ACNUDH