العربية | English | Français

Proyecto de apoyo a la Fuerza Conjunta del Grupo de los Cinco del Sahel para la aplicación del marco de cumplimiento relativo a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario


Antecedentes

Mapa G5 Sahel

La Fuerza Conjunta del Grupo de los Cinco del Sahel (Force conjointe du G5 Sahel o FC-G5S) fue creada en 2017 para responder a la expansión de los grupos extremistas armados y violentos, y al deterioro de las condiciones de seguridad en la región. Los Jefes de Estado del Grupo de los Cinco del Sahel (G5 del Sahel), a saber, Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger, pusieron en marcha esta iniciativa para mejorar la seguridad de sus poblaciones y garantizar un entorno favorable al desarrollo socioeconómico de la región mediante la unión y la multiplicación de los esfuerzos nacionales desplegados en la lucha contra las amenazas comunes que afectan a la seguridad.

Enfoque del marco de cumplimiento

El marco de cumplimiento es un conjunto innovador de medidas y mecanismos concretos, sistemáticos y que se refuerzan mutuamente para prevenir, mitigar y abordar las violaciones de las normas internacionales de derechos humanos y del derecho internacional humanitario que podrían cometer las fuerzas de seguridad. Está concebido como un marco de reducción del riesgo para evitar daños a los civiles durante la realización de operaciones militares ofensivas, en particular operaciones antiterroristas.

Apoyo del ACNUDH al marco de cumplimiento

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en su Resolución 2391 (2017), exhortó a los Estados del G5 del Sahel a “que establezcan un marco sólido de cumplimiento para prevenir, investigar, abordar y denunciar públicamente las violaciones y vulneraciones del derecho de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario relacionadas con la FC-G5S”. Dicho marco está definido por un arreglo técnico entre las Naciones Unidas, la Unión Europea y los Estados del G5 del Sahel, firmado el 23 de febrero de 2018, que describe las funciones y responsabilidades de las diferentes partes interesadas para su establecimiento.

LogoEn colaboración con los Estados del G5 del Sahel, y con su apoyo, el ACNUDH diseñó un marco de cumplimiento adaptado al contexto operacional del FC-G5S. El ACNUDH presta apoyo directo a la FC-G5S para hacer operativas y poner en práctica las medidas y las herramientas que permitan reducir los daños a los civiles y responder a las violaciones.

Aprovechando la experiencia adquirida en las operaciones de paz de las Naciones Unidas y la colaboración con la Unión Africana (UA) en relación con el marco de cumplimiento de los derechos humanos de la UA, el ACNUDH presta asistencia técnica para incorporar los derechos humanos y la protección de los civiles en la planificación y la realización de las operaciones, así como para elaborar normas y reglamentos de la FC-G5S que respeten los derechos humanos y se ajusten al derecho internacional humanitario. Mediante visitas y exámenes conjuntos con los órganos de la FC-G5S y del G5 del Sahel, el ACNUDH también respalda el desarrollo de una visión común sobre las dificultades y las soluciones relacionadas con la aplicación del marco de cumplimiento.

Además de prestar apoyo técnico, el ACNUDH sigue llevando a cabo las actividades que le han sido encomendadas en la región del Sahel en materia de supervisión de los derechos humanos y presentación de informes, especialmente mediante el despliegue de funcionarios especializados en derechos humanos en los cinco países. A esta función se suma la colaboración con el FC-G5S y la puesta en marcha de un diálogo para promover las iniciativas de las autoridades nacionales encaminadas a hacer frente a las violaciones y garantizar que estas no vuelvan a producirse.

Protección y beneficios operacionales del marco de cumplimiento

  • Contribuye al logro de los objetivos militares - Contribuye al logro de los objetivos militares de la FC-G5S.
  • Mejora la protección de los civiles - Conciencia a las fuerzas de seguridad sobre las repercusiones de sus operaciones en los civiles, realza su profesionalidad para evitar daños a la población civil y contribuye que los efectivos que cometen violaciones rindan cuentas.
  • Traduce en la práctica las obligaciones jurídicas internacionales - Traduce las obligaciones jurídicas internacionales en medidas y mecanismos fácilmente comprensibles y aplicables en contextos militares.
  • Promueve la implicación nacional - Promueve la implicación nacional, ya que en su ejecución directa participan las fuerzas militares y de seguridad regionales y nacionales.
  • Ofrece un modelo adaptable que permite prestar apoyo a largo plazo - Ofrece un modelo que puede adaptarse a los desafíos operacionales y contribuye al fomento de la capacidad dentro de las operaciones militares conjuntas y entre estas.
  • Permite la participación de las Naciones Unidas - Integra los derechos humanos en el eje central de la estrategia de paz y seguridad del Secretario General de las Naciones Unidas, lo que permite la participación política y logística de las Naciones Unidas en las operaciones regionales que conllevan riesgos.
  • Facilita la coordinación de los asociados - Facilita la coordinación de los agentes técnicos que contribuyen de forma directa o indirecta a su creación y aplicación, y mejora los efectos de las actividades que realizan dichos agentes.

Pilares del marco de cumplimiento

El marco de cumplimiento de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario de la Fuerza Conjunta del G5 del Sahel se compone de siete pilares:

Pilar 1 - Evaluación y selección: La FC-G5S y los países participantes determinan la idoneidad de las unidades y el personal desplegados, evitan seleccionar a quienes hayan estado involucrados en violaciones de los derechos humanos y conductas delictivas en el pasado y velan por una mayor incorporación de mujeres militares.

Pilar 2 - Capacitación: La FC-G5S y las fuerzas armadas nacionales participantes adoptan un programa y una metodología de capacitación comunes para impartir formación especializada previa al despliegue de los efectivos de la FC-G5S (tanto militares como policiales) sobre los ámbitos pertinentes del marco de cumplimiento: normas de derechos humanos, derecho internacional humanitario, derecho internacional de los refugiados, cuestiones de género, protección de los civiles, etc. La preparación y puesta en práctica de la capacitación se coordina con los asociados pertinentes.

Pilar 3 – Aprobación y difusión de normas y reglamentos: La FC-G5S y las fuerzas armadas nacionales participantes redactan, aprueban, difunden y aplican normas, reglamentos, procedimientos operacionales normativos y otros documentos rectores para el desarrollo de las operaciones militares y la conducta del personal, basándose en las prácticas óptimas y las lecciones aprendidas en otros ámbitos de operación. Las normas y reglamentos se refieren, entre otras cosas, al uso de la fuerza, en particular respecto de las necesidades específicas de protección de las mujeres, los niños, las fuentes, los testigos y las víctimas. Otros reglamentos se refieren a las detenciones, los interrogatorios y el traslado de los sospechosos detenidos durante las operaciones.

Pilar 4 – Integración de los requisitos en materia de derechos humanos y protección de civiles en la planificación y el desarrollo de las operaciones: La FC-G5S y las fuerzas armadas nacionales participantes integran los requisitos en materia de derechos humanos y protección de civiles en la planificación general, el desarrollo y la evaluación de las operaciones militares, como se establece en los instrumentos internacionales de derechos humanos y en el derecho internacional humanitario. Esto incluye la creación de mecanismos de coordinación con los agentes civiles y humanitarios.

Pilar 5 – Exámenes de los efectos de las operaciones: Se establecen mecanismos para llevar a cabo exámenes de los efectos de las operaciones militares de la FC-G5S a fin de evaluar los efectos de dichas operaciones en los civiles. Las recomendaciones dimanantes de estos exámenes tienen por objeto remediar las consecuencias negativas de las operaciones y adaptar su modus operandi para futuras intervenciones militares.

Pilar 6 - Vigilancia de las operaciones militares y presentación de informes: La FC-G5S y las fuerzas armadas nacionales participantes establecen mecanismos internos de vigilancia e investigación para localizar, identificar, analizar y responder a las víctimas, en particular en los incidentes con víctimas civiles. La FC-G5S y las fuerzas armadas nacionales participantes presentan informes sobre la aplicación del marco de cumplimiento.

Pilar 7 - Mecanismos y procedimientos para exigir responsabilidades por las violaciones de los derechos humanos: El ACNUDH, en colaboración con el FC-G5S y los países participantes, elabora y aplica mecanismos eficaces de vigilancia e investigación para la identificación, la verificación y el establecimiento de responsabilidades por las denuncias de violaciones de los derechos humanos internacionales y del derecho internacional humanitario, a fin de exigir responsabilidades a los autores en la FC-G5S. Entre estos mecanismos, cabe destacar la puesta en marcha de un componente de policía, la suspensión de las unidades o los efectivos presuntamente implicados en las violaciones, la comunicación eficaz con los medios de comunicación acerca de las denuncias y las investigaciones, así como otras medidas a más largo plazo. Además, el ACNUDH tiene el mandato de redactar y publicar informes al respecto.



Marco de cumplimiento
Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU relacionadas con Sahel
Informes del Secretario General sobre la Fuerza Conjunta del Grupo de los Cinco del Sahel
Declaraciones recientes
Información útil

Convenio por el que se establece el G5 del Sahel (2014) (PDF)

Países del G5 Sahel
Informacion de contacto

Sede central

Ginebra, Suiza
División de Operaciones de Terreno y Cooperación Técnica (FOTCD)
Correo electrónico: FC-G5Sprojet@ohchr.org