La estrategia de derechos humanos de las Naciones Unidas para lograr la participación del sector empresarial

Las Naciones Unidas tienen una larga historia de colaboración con el sector empresarial. La Resolución 55/215, que la Asamblea General aprobó en 2001, hizo hincapié en que las iniciativas conjuntas con el sector privado pueden contribuir positivamente a abordar los retos de la mundialización y garantizar que ésta llegue a ser una fuerza positiva para todos.

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible confirmaron la función que debe desempeñar el sector privado en la consecución del desarrollo sostenible y pidieron que “todas las empresas apliquen su creatividad e innovación para solucionar los desafíos del desarrollo sostenible”. El  ODS 17 reconoce que las alianzas entre múltiples interesados son importantes vehículos para movilizar y compartir los conocimientos, las competencias, las tecnologías y los recursos financieros necesarios para apoyar la consecución de las metas del desarrollo sostenible.

Un  marco* para coordinar la colaboración de las Naciones Unidas con las empresas ha estado en vigor desde 2000 y fue actualizado en 2015, para que reflejara los elementos básicos de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las Empresas y los Derechos Humanos. De conformidad con este marco, numerosos organismos, fondos y programas de las Naciones Unidas han colaborado con el sector empresarial mediante la puesta en vigor a escala local y mundial de iniciativas conjuntas, con miras a lograr mayor eficacia en la ejecución de sus mandatos. La Oficina del ACNUDH está dando seguimiento a esta tendencia en el conjunto del sistema de las Naciones Unidas, con miras a reforzar su compromiso con el sector empresarial.

La colaboración con el sector empresarial se lleva a cabo de manera compatible con las normas y los principios internacionales de derechos humanos, y con el mandato del ACNUDH  de proteger y promover los derechos humanos en el mundo entero. La colaboración del ACNUDH con el sector empresarial se orienta por los siguientes principios:

  • valores, principios y objetivos compartidos;
  • integridad e independencia;
  • rendición de cuentas;
  • transparencia;
  • diversidad de compromisos;
  • debida diligencia.

En el recuadro de la derecha pueden consultarse detalles adicionales sobre la política del ACNUDH y las iniciativas conjuntas en las que participa actualmente.