Francés | Inglés

La aportación de las iniciativas culturales a la creación y el desarrollo de sociedades que respecten los derechos humanos


Bombardeo de poemas sobre Londra, 28 de augusto 2010. © Foto colectivo Los Casagrande, Chile
Bombardeo de poemas sobre Londra, 28 de augusto 2010. © Foto colectivo Los Casagrande, Chile

En su tercero informe al Consejo de Derechos Humanos (A/HRC/37/55), la Relatora Especial expone cómo las actividades que se realizan en el ámbito del arte y la cultura pueden ayudar considerablemente a crear, desarrollar y preservar unas sociedades en las que se hagan efectivos, cada vez más, todos los derechos humanos.

Al suscitar la participación de las personas y alentarlas a relacionarse por medio de la expresión artística y cultural, las actividades culturales pueden abrir un espacio en el que las personas y los grupos reflexionen sobre su sociedad, comparen y modifiquen las ideas que tienen unos respecto de los otros, expresen sus temores y sus quejas de manera no violenta, adquieran resiliencia después de haber sufrido experiencias violentas o traumáticas, como vulneraciones de sus derechos humanos, e imaginen qué futuro quieren para sí mismos y cuál es la mejor manera de hacer efectivos los derechos humanos en la sociedad en que viven. Las interacciones sociales y la comprensión y la confianza mutuas más intensas que se pueden forjar o reconstruir por medio de esas iniciativas son esenciales para cumplir una serie de objetivos de derechos humanos y lograr que se respete la diversidad cultural.