Acerca del derecho al desarrollo

El derecho al desarrollo es el derecho en virtud del cual todo ser humano está facultado para participar en un desarrollo económico, social, cultural y político, a contribuir a ese desarrollo y a disfrutar de él. Ofrece una visión global del cumplimiento de los derechos humanos prestando atención a las estructuras, los procesos y los resultados; reconociendo la necesidades y derechos de las personas individuales, los colectivos y las generaciones futuras. Reconoce la equidad, la igualdad y la justicia como los factores determinantes del desarrollo, y promueve la plena realización de todas las libertades fundamentales.

Pese a que las discusiones sobre el derecho al desarrollo se enmarcaron hace mucho dentro del paradigma de la división Norte-Sur, la globalización y la crisis económica mundial han puesto de relieve que el derecho al desarrollo es relevante para todos los países independientemente de su nivel de desarrollo.

De hecho, en los países en los que el historial de derechos humanos ha sido generalmente positivo, las crecientes desigualdades y la precariedad social han puesto en peligro la realización del derecho al desarrollo para muchos. La globalización se ha identificado como la paradoja de una creciente riqueza acompañada de una creciente desigualdad, ambos factores de inclusión y de exclusión.

Como de costumbre, las empresas no bastarán para lograr avances. El derecho al desarrollo no puede seguir siendo una declaración de buenas intenciones y el mero objeto de largos debates políticos. El Relator Especial considera que existe una necesidad urgente de reforzar la promoción de la implementación efectiva del derecho al desarrollo.

En 2015, una serie de comités internacionales consensuados, entre los que se incluía la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Agenda de Acción de Addis Abeba, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de desastres (2015-2030) y el Acuerdo de París sobre cambio climático, reafirmaron el derecho al desarrollo.

Estos nuevos compromisos han impulsado la protección, promoción y realización del derecho al desarrollo a nivel internacional y nacional.