Francés | Inglés

El derecho a la vivienda adecuada de los pueblos indígenas

La Relatora especial sobre el derecho a la vivienda adecuada centrará su próximo informe a la Asamblea General en el derecho a la vivienda adecuada de los pueblos indígenas.

Numerosos pueblos indígenas a través del mundo viven en condiciones de infravivienda o bajo la amenaza de ser expulsados de sus tierras ancestrales, sin su consentimiento libre, previo e informado. El número de pueblos indígenas que viven en zonas urbanas aumenta, y muchos carecen de una vivienda adecuada, asequible y culturalmente apropiada. En algunos países, la exclusión social y la discriminación han llevado a un número desproporcionado de pueblos indígenas a vivir en situaciones de vivienda totalmente inadecuada o al sinhogarismo, socavando el disfrute de otros derechos humanos como la salud, el agua potable y el saneamiento.

Los pueblos indígenas se enfrentan a barreras para acceder a la justicia y reclamar su derecho a una vivienda ante los sistemas de justicia tanto comunitarios como nacionales. Cuando el acceso a la justicia es posible, las sentencias judiciales pueden no tomar en cuenta debidamente el derecho internacional en materia de derechos humanos relativo a los pueblos indígenas. En casos donde se pronuncian sentencias positivas, a menudo las autoridades públicas y las empresas no las respetan. En donde existen estrategias nacionales para la vivienda o planes de acción, estas son realizadas sin una consulta significativa o descuidando el derecho a la vivienda adecuada de los pueblos indígenas y de otros grupos sociales en riesgo de marginalización.

La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el derecho internacional en materia de derechos humanos requieren que los Estados tomen medidas efectivas para asegurar el mejoramiento de las condiciones de vivienda de los pueblos indígenas y resaltan que los pueblos indígenas tienen derecho a participar activamente en el desarrollo, determinando y administrando la vivienda y los otros programas sociales y económicos que los conciernen.1

La Relatora Especial quisiera recibir información sobre las condiciones de vivienda de los pueblos indígenas en ambos contextos rurales y urbanos. La Relatora Especial reconoce que es más probable que los pueblos indígenas enmarquen las preocupaciones de derechos humanos en términos de derecho a sus tierras ancestrales, y por lo tanto le interesaría recibir información que trate de la relación cercana entre los derechos de los pueblos indígenas a la tierra y el derecho a la vivienda. A este respecto, también le gustaría recibir información sobre jurisprudencia relacionada con sistemas nacionales o regionales. Asimismo, la Relatora Especial está interesada en conocer las leyes, políticas, o programas que sean considerados como buenas prácticas desde el punto de vista de los pueblos indígenas.

El informe de la Relatora Especial sobre el derecho a la vivienda será redacto en consulta con representantes de los pueblos indígenas y en estrecha colaboración con la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas. El informe final incluirá una serie de recomendaciones para los gobiernos, incluidos las autoridades indígenas, los actores privados y las organizaciones de la sociedad civil para garantizar que el derecho a la vivienda de los pueblos indígenas sea respetado, protegido y realizado de forma no discriminatoria.

El informe también aspira a ser una herramienta práctica para los representantes de los pueblos indígenas, las organizaciones comunitarias, las instituciones nacionales de derechos humanos, los abogados, los miembros de la judicatura y los expertos jurídicos para reclamar el derecho a la vivienda y garantizar su protección.

El informe proporcionará orientaciones para el Estado y las autoridades indígenas sobre la manera de garantizar que sus obligaciones de derechos humanos relacionadas con el derecho a la vivienda adecuada de los pueblos indígenas sean respetadas, y que el Objetivo de Desarrollo Sostenible 11.1 sea logrado para todos los pueblos indígenas dentro de sus jurisdicciones. Para las empresas y las instituciones financieras, el informe presentara recomendaciones que permitan endosar el respeto del derecho a la vivienda adecuada de los pueblos indígenas.

El informe será presentado a la 74ª sesión de la Asamblea General en octubre de 2019.

¿Quién debería responder a este llamado?

La Relatora Especial invita a los Estados, las autoridades indígenas, las organizaciones internacionales y regionales, las instituciones judiciales nacionales, las instituciones nacionales de derechos humanos, los pueblos indígenas y las organizaciones de la sociedad civil, los abogados, los universitarios, las instituciones financiares y las empresas, u otras partes interesadas relevantes a compartir información útil para la preparación de su informe, incluidos informes, sentencias judiciales, salvaguardias pertinentes, buenas prácticas, políticas y estrategias en materia de vivienda.

¿Cuándo y a donde se envían las contribuciones?

La Relatora Especial sobre el derecho a la vivienda adecuada agradecería recibir respuestas e informes o estudios pertinentes a más tardar el 15 de junio de 2019. Las contribuciones pueden ser enviadas a srhousing@ohchr.org (con copia a: registry@ohchr.org).

Se agradecería que las contribuciones se hagan en español, francés o inglés de manera a facilitar su tramitación. Salvo que se solicite explícitamente, las respuestas y las contribuciones recibidas serán publicadas en la página web de la Relatora Especial.

Publicación relacionada:

OHCHR / UN-HABITAT: Indigenous peoples’ right to adequate housing – A Global Overview, 2005

1/ Véase artículos 21 y 23 de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas.