Introducción

Todos los países del mundo albergan a miembros de minorías nacionales, étnicas, religiosas o lingüísticas que enriquecen la diversidad de sus sociedades. Aunque las minorías viven en situaciones muy diversas, hay un elemento común a todas ellas: muy a menudo, se enfrentan a múltiples formas de discriminación que se traducen en marginación y exclusión. Para lograr la participación real de las minorías y erradicar su marginación es preciso que adoptemos la diversidad mediante la promoción y aplicación de las normas internacionales de derechos humanos.

La protección de los derechos de las minorías se realiza en virtud del artículo 27 del  Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 30 de la Convención sobre los Derechos del Niño. Pero la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas que pertenecen a minorías nacionales o étnicas, religiosas o lingüísticas es el documento que establece las normas esenciales y ofrece orientaciones a los Estados sobre la adopción de leyes adecuadas y otras medidas para garantizar los derechos de los miembros de las minorías. En general, los Estados, mediante los compromisos que han adquirido en virtud de los tratados, y las mismas minorías o sus representantes, pueden influir en el seguimiento y aplicación de los procedimientos de derechos humanos y colaborar con el fin de garantizar la participación y la inclusión eficaces.

El pilar fundamental de la protección jurídica de las minorías y de los derechos humanos son los principios de no discriminación e igualdad, que constituyen el núcleo de todos tratados fundamentales de derechos humanos.

Estos principios se aplican a todas las personas en lo relativo a todos los derechos humanos y libertades, y prohíben la discriminación con motivo de una lista no exhaustiva de criterios, tales como la raza, el color de piel, la religión, la lengua, la nacionalidad y la condición étnica. Mediante el respeto de estos dos principios, es posible garantizar el disfrute de numerosos derechos humanos, incluso el derecho a la participación efectiva de las minorías en la toma de decisiones, en particular las mujeres de esos grupos minoritarios.  

Los derechos de las minorías reciben cada vez más reconocimiento como parte integral de la labor de las Naciones Unidas en materia de promoción y protección de los derechos humanos, el desarrollo humano sostenible, la paz y la seguridad. Al respecto, la Oficina del ACNUDH desempeña una función de coordinación en el sistema de las Naciones Unidas, en la medida en que ha hecho hincapié en la lucha contra la discriminación como una de sus prioridades temáticas para el periodo 2010-2013. El Alto Comisionado también ha asumido el liderazgo en el trabajo interinstitucional relativo a las minorías, en cumplimiento del artículo 9 de la Declaración, al garantizar la ejecución de esfuerzos concertados con miras a la priorización y consecución de los derechos de las minorías a lo largo y ancho del sistema de las Naciones Unidas.

En la Oficina, la Unidad de Pueblos Indígenas y Minorías y la rama de Procedimientos Especiales desempeñan una función importante en la promoción de los derechos de las minorías en el mundo entero, mediante la ejecución de actividades estratégicas y el apoyo al Foro sobre Cuestiones de las Minorías y el mandato del Experto independiente sobre cuestiones de las minorías.

El Foro y el Experto independiente

Creado por el Consejo de Derechos Humanos en virtud de la Resolución 6/15 del 28 de septiembre de 2007, el Foro sobre Cuestiones de las Minorías ofrece una plataforma para promover el diálogo y la cooperación sobre temas relativos a las minorías étnicas, religiosas y lingüísticas. Su reunión anual, de dos días de duración, congrega a centenares de expertos, delegados gubernamentales, ONG, miembros de minorías y otros interesados, a fin de examinar temas específicos y centrar la atención en medidas y recomendaciones concretas encaminadas a proteger los derechos de las minorías. En sus tres primeras reuniones, el Foro centró su atención en el derecho de las minorías a la educación, la participación eficaz de las minorías en la política y su participación real en la vida económica.  La próxima reunión del Foro prestará especial atención a cómo garantizar los derechos de las mujeres pertenecientes a grupos minoritarios.

El Foro se realiza bajo la orientación del Experto independiente sobre cuestiones de las minorías. Este mandato de los Procedimientos Especiales fue establecido por la Comisión de Derechos Humanos en virtud de la Resolución 2005/79. El Consejo de Derechos Humanos, en virtud de la Resolución 16/6, (2011), renovó el mandato del Experto independiente por un periodo de tres años. La Sra. Gay McDougall (Estados Unidos), designada al cargo en 2005, fue la primera Experta independiente sobre cuestiones de las minorías y desempeñó sus funciones durante dos mandatos consecutivos. En agosto de 2011, la Sra. Riza Izsák (Hungría) asumió sus funciones en calidad de segunda Experta independiente.

El Foro sobre Cuestiones de las Minorías remplaza al Grupo de Trabajo sobre las Minorías, que era el órgano subsidiario de la Subcomisión de Promoción y Protección de los Derechos Humanos. El Grupo de Trabajo se estableció en 1995 y celebró 12 reuniones hasta que en 2006 se puso fin a su mandato.

Detalles adicionales

Este sitio web proporciona información sobre las actividades del ACNUDH orientadas a fomentar los derechos de las minorías y garantizar su promoción y protección, lo que incluye información relativa a las normas y los procedimientos jurídicos de las Naciones Unidas.

La Unidad de Pueblos Indígenas y Minorías del ACNUDH
Oficina de las Naciones Unidas del Alto Comisionado para los Derechos Humanos
Palacio de las Naciones
8-14 Avenue de la Paix
CH-1211 Ginebra 10
Suiza