Consulta sobre datos relacionados con la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, 13 de febrero 3-6 pm Sala XI - Palais des Nations


Objetivo

En el próximo informe del Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género al Consejo de Derechos Humanos (junio de 2019) se examinarán los tipos de datos pertinentes para evaluar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género; se indicarán los datos que ya se están siendo recogidos, quién los ha reunido y con qué fin; se destacarán las salvaguardias fundamentales de los derechos humanos que deben tenerse en cuenta al recopilar y utilizar los datos; y se formularán recomendaciones a los Estados y otras partes interesadas pertinentes.

Esta consulta servirá como uno de los canales a través de los cuales el Experto independiente recopilará opiniones y aportaciones para la preparación de su informe al Consejo de Derechos Humanos en su 41º período de sesiones.

Antecedentes

Los prejuicios sociales y la criminalización conducen a la marginación y a la exclusión de las personas lesbianas, gays, bisexuales o transexuales (LGBT) de los servicios esenciales, incluyendo la salud, la educación, el empleo, la vivienda y el acceso a la justicia.

En mayo de 2018, un grupo de Naciones Unidas y de expertos internacionales en derechos humanos expresó su preocupación por el hecho de que las personas LGBT se estén quedando atrás. Señalaron que: "los compromisos de desarrollo de la comunidad internacional, colocados en el marco de los ODS, exigen que se preste atención inmediata a garantizar que se aborde la exclusión sistemática de estos grupos, comunidades y poblaciones: para asegurarse de que nadie se quede atrás, se deben tomar medidas para derribar las barreras sistemáticas que excluyen a las personas LGBT de los beneficios de la agenda de desarrollo". En este contexto, los expertos subrayaron que esas medidas dependerán, entre otras cosas, de la disponibilidad de datos y de la garantía de que la reunión y gestión de datos desglosados se lleven a cabo en estricto cumplimiento de las normas de derechos humanos.

Sin embargo, actualmente existe una brecha importante en los datos disponibles para capturar las realidades vividas de las personas LGBT. Los prejuicios sociales y la criminalización pueden resultar en la no denuncia de la violencia o discriminación sufridas por motivos de orientación sexual e identidad de género y pueden afectar seriamente los esfuerzos de la recopilación de datos que ayudaría a evidenciar el alcance de los desafíos que enfrenta la población LGBT, así como las políticas y necesidades legislativas a ese respecto. De manera similar, la negación, por parte de algunos Estados, de la existencia de violencia y discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género o incluso de la presencia de personas LGBT en su jurisdicción, dará lugar a graves lagunas de datos. La recopilación es crucial para crear visibilidad y construir una base de pruebas sobre los abusos de los derechos humanos y las posibles respuestas a los mismos, disipar los mitos y estereotipos que alimentan el estigma y la discriminación, y ayudar a los responsables de la formulación de políticas y a los defensores en la formulación de medidas estatales relativas a la inclusión socioeconómica, el acceso a la salud y la educación, la inclusión en la esfera cívica y política, las medidas contra la discriminación, la prevención de los abusos y el acceso a la justicia.

En los últimos años, algunos Estados, organismos regionales de derechos humanos e instituciones multilaterales como las Naciones Unidas han iniciado esfuerzos para aumentar el nivel de conocimiento sobre las personas LGBT y la discriminación y la violencia a la que se enfrentan. Además, los gobiernos están incluyendo cada vez más aspectos relativos a la orientación sexual y género en la recolección rutinaria de datos que se lleva a cabo como parte de las funciones administrativas gubernamentales. Este interés en la recopilación de datos ha sido impulsado por varios factores, incluyendo una mayor preocupación por parte de los Estados por los derechos humanos de las personas LGBT, un llamado a la desagregación de datos como parte de la Agenda 2030 (Resolución A/RES/70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas), el desarrollo de un nuevo Índice de Inclusión LGBTI, y la articulación de un enfoque basado en los derechos humanos de los datos por parte de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Además, en 2018, la Comisión Mundial sobre el VIH y la Ley complementó su informe de 2012 para abordar los nuevos avances en este campo y, entre otras cosas, identificó la recopilación de datos y la seguridad como un tema de preocupación. La Comisión recomendó que los gobiernos establecieran protecciones legales para salvaguardar la privacidad y la confidencialidad en los medios sociales, la salud digital, los registros sanitarios en línea y las comunicaciones con los proveedores. La Comisión recomendó además que los gobiernos prohibieran el uso no consensual por parte de las fuerzas del orden o entidades privadas de información privada recopilada o almacenada digitalmente, especialmente datos relacionados con la salud sexual y reproductiva.

Estos esfuerzos conllevan beneficios y riesgos para los derechos humanos de las personas LGBT. Se necesitan datos para comprender la naturaleza y el alcance de la violencia y la discriminación contra las personas LGBT, disipar los mitos y estereotipos que alimentan el estigma y la discriminación, y ayudar en la formulación de medidas estatales que incorporen a las comunidades pertinentes. Al mismo tiempo, cualquier esfuerzo por recopilar datos sobre la orientación sexual y la identidad de género plantea preocupaciones sobre la privacidad, la identidad, la autodeterminación y la seguridad. La información sobre la sexualidad y el género de una persona sigue siendo altamente estigmatizante. Las personas LGBT siguen siendo vulnerables a los riesgos asociados con la recopilación, mantenimiento y uso de datos. En los países donde la conducta sexual entre personas del mismo sexo está tipificada como delito, donde las leyes y las políticas se utilizan para discriminar o perseguir a las personas LGBT, o donde el estigma y los prejuicios son generalizados, la probabilidad de que las víctimas se atrevan a denunciar los abusos es muy baja, debido al temor a ser enjuiciadas, estigmatizadas, atacadas o victimizadas, a la falta de voluntad de que se les "excluya" o a la falta de confianza. Incluso en los entornos progresistas, la preocupación por la regresión puede llevar a que no se denuncie o a que no se denuncien todos los casos. Además, actualmente no existe una definición aceptada a nivel mundial, ni un esquema de clasificación internacional, que facilite la comparación internacional de datos entre subpoblaciones según la orientación sexual y la identidad de género.

Objetivo y rendimiento

El objetivo de la reunión es recabar las opiniones y aportaciones de todas las partes interesadas pertinentes en torno a la cuestión de la recopilación y gestión de datos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género para informar el informe del Experto independiente al Consejo de Derechos Humanos en su 41º período de sesiones. La consulta se tendrá en inglés, sin interpretación.

Paralelamente, y a fin de garantizar la inclusión y la representación geográfica, el Experto Independiente organizará una serie de consultas en línea y enviará un cuestionario para recabar información adicional. Para más información, consúltese el sitio web del Experto Independiente

Participantes y metodología

La consulta está abierta a los Estados, los organismos, programas y fondos de las Naciones Unidas, los mecanismos regionales de derechos humanos, las instituciones nacionales de derechos humanos, los miembros de organizaciones de la sociedad civil, las instituciones académicas, las empresas y todas las demás partes interesadas.

La consulta comenzará con un segmento general durante el cual el Experto independiente presentará su trabajo y sus ideas iniciales sobre la cuestión de la recopilación y gestión de datos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género. Posteriormente, se invitará a los participantes a presentar sus puntos de vista y a hacer aportaciones al debate. Se distribuirá una lista de oradores en la sala y el Experto Independiente escuchará tres intervenciones de cada grupo de participantes, es decir, los Estados, las organizaciones de la sociedad civil y otros interesados, sucesivamente.

Preguntas orientadoras para la consulta

Las siguientes preguntas pueden orientar las contribuciones de los participantes en la consulta:

1. Cuáles son los esfuerzos actuales de los Estados para aumentar su conocimiento de la población LGBT. Específicamente, sobre si se incluyen preguntas sobre la orientación sexual y la identidad de género en las encuestas gubernamentales (por ejemplo, el censo, las encuestas nacionales de salud, las encuestas sobre ingresos y condiciones de vida u otras encuestas financiadas u ordenadas por el Estado), los registros administrativos (por ejemplo, certificados de nacimiento/registros de nacimiento, tarjetas de identidad, registros escolares, licencias profesionales, registros de seguridad social y de beneficios públicos, y otros documentos gubernamentales).

2. Qué tipo de datos puede recopilar el gobierno para comprender la naturaleza y el alcance de la violencia (por ejemplo, a través de estadísticas sobre los delitos de odio y la incitación al odio LGBT), la discriminación y las disparidades en la salud, la educación, el trabajo, la participación cívica y otras áreas importantes.

3. Qué salvaguardias existen y qué salvaguardias son necesarias para proteger los derechos humanos de las personas que proporcionan datos personales, así como de las personas que recogen dichos datos. Esta pregunta incluye lo siguiente:
i. Salvaguardias para proteger la privacidad de las personas que proporcionan datos sobre su orientación sexual/identidad de género, y la confidencialidad de los datos proporcionados por estas personas.
ii. normas estatutarias o políticas administrativas más amplias para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas de las instituciones gubernamentales, como los organismos de estadística.

4. Cuáles son los riesgos asociados con la recopilación y gestión de datos sobre orientación sexual e identidad de género y las iniciativas para superar esos riesgos.

5. Si existen circunstancias en las que la recopilación de datos no es aconsejable, como en países que penalizan las conductas homosexuales o en los que determinados organismos gubernamentales han demostrado ser motivo de preocupación en relación con el tratamiento de las cuestiones LGBT.

6. Cuando los Estados realizan actividades de recopilación de datos, en qué medida la sociedad civil puede participar de manera significativa en el diseño e implementación de estos programas. Esta pregunta incluye lo siguiente:
a. ¿Tienen los estados políticas que guíen el proceso de participación de la sociedad civil programas nacionales de estadística y otros esfuerzos del estado para aumentar el conocimiento sobre las poblaciones LGBT?
b. ¿Tiene la sociedad civil la capacidad, en términos de experiencia y conocimientos técnicos, de participar de manera significativa en los esfuerzos del Estado para recopilar datos?
c. ¿Qué constituye una participación significativa en esta área?

7. La falta de un esquema de clasificación global, ¿conlleva el riesgo de que los datos no sean útiles para las comparaciones internacionales o no reflejen con precisión las identidades y realidades vividas por las poblaciones locales?.

Detalles prácticos e información de contacto

La consulta se llevará a cabo en el Palacio de las Naciones, Sala XI en Palais des Nations, el miércoles 13 de febrero de 2019 de 15:00 a 18:00. Si no dispone de una tarjeta de identificación para entrar en el Palacio de las Naciones, solicite su acreditación en línea a través del sistema Indico de la ONUG.

Si tiene alguna pregunta sobre este evento, o si desea presentar información relacionada con los temas que se están examinando, por favor póngase en contacto con el Experto independiente a través de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. (ie-sogi@ohchr.org, +41 22 917 9327 or +41 22 917 3298).

Las preguntas y observaciones pueden enviarse antes de la reunión al Experto Independiente mediante la siguiente dirección: ie-sogi@ohchr.org

Durante la reunión se utilizará el siguiente hashtag: #IESOGI


​​​Mandato
Contacto

Experto Independiente sobre orientación sexual e identidad de género
c/o Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos
Naciones Unidas en Ginebra
8-14 avenue de la Paix
CH-1211 Ginebra 10
Suiza

Fax: (+41) 22 917 90 06
Correo electrónico: ie-sogi@ohchr.org or urgent-action@ohchr.org

Consultas públicas

Consulta pública, 25 de junio, 1-3 pm, Ginebra Suiza
Inglés | Francés | Español

Solicitud de contribuciones a través seminario web:
25-26 de febrero y 6-7 de marzo
Inglés | Francés | Español

Consulta públia, 13 de febrero de 2019, Ginebra, Suiza

Consulta pública, 19 de junio de 2018, Ginebra, Suiza*

Consulta pública, del 24 al 25 de enero de 2017, Ginebra, Suiza

Información relacionada