Los derechos humanos al agua y el saneamiento de las personas desplazadas por la fuerza que necesitan asistencia humanitaria

Introducción al informe

El Relator Especial sobre los derechos al agua potable y el saneamiento, Léo Heller, centrará su informe anual al Consejo de Derechos Humanos de 2018 en el tema de los derechos humanos al agua y el saneamiento de las personas desplazadas por la fuerza que necesitan asistencia humanitaria.

A efectos de este informe, las personas desplazadas por la fuerza son “las que han sido forzadas a desplazarse, dentro o fuera de las fronteras, debido a conflictos armados, persecución, terrorismo, violaciones de derechos humanos y abusos, violencia, efectos negativos del cambio climático, desastres naturales, proyectos de desarrollo, o una combinación de estos factores”. 

El informe va dirigido específicamente a aquellos que no están en condiciones, por razones ajenas a su voluntad, de ejercer sus derechos al agua y el saneamiento por sus propios medios y tienen que depender, como resultado de ello, en la asistencia humanitaria internacional y/o nacional - principalmente las personas desplazadas internamente, los refugiados, los solicitantes de asilo y los migrantes en una situación vulnerable durante el trayecto, en las fronteras y a la llegada.

Preparación del informe

Para la preparación del informe, el Relator Especial organizó una mesa redonda de reflexión el 12 de septiembre de 2018 (cuestiones tratadas) y una reunión de expertos el 16 y 17 de mayo de 2018 (nota conceptual).

También, envió dos cuestionarios, uno dirigido a los Estados (inglés, francés, español) y otro a las demás partes interesadas (inglés, francés, español). Todas las respuestas están disponibles a continuación.