Igualdad de Género


En virtud de la resolución 27/7 de 2014, el Consejo de los Derechos Humanos,  encomendó al Relator Especial sobre los derechos humanos al agua y al saneamiento, el Señor Léo Heller, que determine los retos y obstáculos para la plena efectividad del dichos derechos, así como identificar las deficiencias de protección, las buenas prácticas y los factores propicios a este respecto.

Actualmente, el Relator Especial está elaborando un informe sobre la igualdad de género y su relación con la realización de los derechos humanos al agua y al saneamiento. Este informe será presentado al Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en septiembre de 2016. El Relator Especial invitó a los Estados, las organizaciones intergubernamentales, las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, las instituciones de derechos humanos, los organismos y entidades de las Naciones Unidas,  instituciones académicas  y otras partes interesadas a contribuir con sus opiniones  y perspectivas sobre el tema por escrito a través de un cuestionario, en este enlace.

El 3 de junio de 2016, el Relator Especial realizó una consulta con expertos en temas de género y los derechos humanos al agua y al saneamiento.

El Relator Especial considera que muchos de los desafíos en ámbito de la  igualdad de género y el acceso al agua y al saneamiento están bien documentadas: las mujeres y las niñas suportan la mayor carga en la recogida de  agua donde no hay  agua disponible dentro del hogar,  con consecuencias devastadoras para el goce de otros derechos humanos. Sin embargo, otras dificultades relacionadas con las desigualdades existen también, en relación con el acceso al saneamiento, con el mantenimiento de una buena higiene menstrual, y en un mayor riesgo de violencia de género. Asimismo, las diferencias socio-económicas y las relaciones y prácticas socio-culturales pueden agravar las diferencias de género en el disfrute  de los derechos  Tomando en cuenta que las causas de estas diferencias son complejas  y dependen del contexto el progreso hacia la igualdad sustantiva en el acceso al agua y al saneamiento requiere de acción de pública  diversificada.