Header image for news printout

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, exhortó a los gobiernos a prohibir la discriminación contra los miembros del colectivo LGBTI

NUEVA YORK (20 de septiembre de 2017) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, exhortó el miércoles a los gobiernos a que establezcan las salvaguardas necesarias para preservar del daño y la discriminación a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.  

En un discurso pronunciado durante una reunión ministerial sobre el fin de la violencia y la discriminación contra los miembros del colectivo LGBTI, celebrada en el marco de la Asamblea General, el Alto Comisionado afirmó que comprendía que en muchos lugares del mundo ese era un tema difícil de abordar.

“Cuando se les apremia un poco, los funcionarios suelen reconocer que tienen las manos atadas: la población, dicen, nunca aceptará a los miembros del colectivo LGBTI en plano de igualdad. Pero este razonamiento también puede plantearse al revés. Si la opinión pública es hostil al colectivo LGBTI, entonces es aún más urgente que los gobiernos tomen medidas para protegerlo”, declaró el Alto Comisionado.

“Los informes que elabora mi Oficina suelen mostrar un panorama de violencia brutal y discriminación generalizada, alimentado por actitudes públicas negativas y, en muchos casos, amparadas por el Estado”.

“Pedimos a todos los gobiernos que permitan a cada persona amar a quien prefiera, ilegalicen la discriminación, combatan los delitos de odio y acoso, tan frecuentes en las escuelas, y protejan de todo daño a los menores intersexuales –incluso mediante la prohibición de las operaciones quirúrgicas innecesarias que se aplican a menudo a estos niños-. La responsabilidad debe recaer sobre los gobiernos, en la tarea de proteger y hacer respetar los derechos, y de explicar a la población por qué esas medidas son necesarias”, añadió el Alto Comisionado.

El Alto Comisionado Zeid dijo que si bien las personas gays y lesbianas  -y, en menor medida, los transexuales- habían logrado avances notables en los últimos 20 años, muchos de esos logros eran frágiles y estaban expuestos a retrocesos.

“Como suele ocurrir cuando los derechos retroceden, son las minorías las que quedan en situación más vulnerable –los inmigrantes, las minorías religiosas o raciales y, por supuesto, los miembros del colectivo LGBTI-. Casi siempre, quienes más pierden son los que desde el principio menos tenían: menos poder, menos dinero y menos apoyo público”, añadió Zeid.

El Alto Comisionado hizo hincapié en que los gobiernos por sí solos no pueden terminar con la discriminación y exhortó a todos –los medios de comunicación, las escuelas, los dirigentes religiosos y los empresarios- a que defiendan los derechos humanos del colectivo LGBTI.

FIN

La declaración íntegra del Alto Comisionado en el evento ministerial está aquí: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=22110&LangID=E

Para más información y solicitudes de prensa, póngase en contacto con Ravina Shamdasani en la dirección siguiente ravina.shamdasani@un.org.