Header image for news printout

Zeid insta a las autoridades iraníes a calmar las tensiones

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos insta a las autoridades iraníes a que calmen las tensiones e investiguen las muertes de manifestantes

GINEBRA (3 de enero de 2018) - El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, instó el miércoles a las autoridades iraníes a que “manejen con sumo cuidado la ola de protestas que se ha desatado en el país, a fin de no azuzar más la violencia y los disturbios”, y les exhortó a que investigaran los casos de muertes y lesiones graves que han ocurrido hasta ahora.

“Estoy profundamente consternado por las informaciones sobre la muerte de más de 20 personas, entre ellas un niño de 11 años, y el arresto de centenares de otras durante la reciente ola de protestas ocurrida en Irán”, afirmó Zeid. “Las autoridades iraníes deben respetar los derechos de todos los manifestantes y detenidos, lo que incluye su derecho a la vida, y garantizar su integridad y seguridad. Es preciso que se lleve a cabo una investigación exhaustiva, independiente e imparcial de todos los actos de violencia cometidos y que las autoridades realicen un esfuerzo mancomunado para garantizar que todas las fuerzas de seguridad responden de manera proporcional y sólo cuando sea indispensable, de conformidad con los principios del derecho internacional”.

El Alto Comisionado hizo hincapié en que los ciudadanos iraníes que salen a la calle para manifestar su descontento tienen derecho a que se les escuche y que los problemas que plantean deberían solucionarse mediante el diálogo, con pleno respeto a la libertad de expresión y al derecho a la reunión pacífica.

“Corresponde a las autoridades velar por que su acción no provoque una espiral de violencia, como ocurrió en 2009”, advirtió Zeid. “Las autoridades deben adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que eso no vuelva a ocurrir”.

El Alto Comisionado exhortó a las autoridades a que excarcelen a todos los manifestantes que hayan sido privados de libertad arbitrariamente o que hayan recibido cualquier otro castigo por expresar sus opiniones y protestar pacíficamente. “La protesta pacífica no debe ser penalizada”, afirmó Zeid. “Es una parte legítima del proceso democrático”.

FIN

Para más información y solicitudes de prensa, póngase en contacto con Rupert Colville (+41 22 917 9767 / rcolville@ohchr.org) o Liz Throssell (+41 22 917 9466 / ethrossell@ohchr.org)

¿Te preocupa el mundo en que vivimos? Entonces DEFIENDE hoy los derechos de los demás.  #Standup4humanrights y y visita la página web http://www.standup4humanrights.org

Etiqueta y comparte - Twitter: @UNHumanRights y Facebook: unitednationshumanrights