Header image for news printout

Nota informativa sobre Hungría

Portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos:  Rupert Colville

Lugar: Ginebra 

Date: 27 de marzo de 2020

Subject:  Hungría

 

Seguimos con preocupación los acontecimientos en Hungría, donde el gobierno sigue adelante con su proyecto para ampliar lo que se ha denominado “estado de alarma”, el cual se declaró a comienzos de este mes en respuesta a la pandemia de la COVID-19.

Sabemos que esta ley volverá a ser presentada ante el Parlamento húngaro la semana próxima y que es probable que sea aprobada.

Este proyecto de ley parece otorgar al gobierno poderes prácticamente ilimitados para gobernar por decreto y evitar el control parlamentario sin una fecha límite concreta.

En virtud del derecho internacional en materia de derechos humanos, las leyes y medidas de emergencia deben tener carácter estrictamente temporal, limitarse a abordar la situación existente e incluir las pertinentes salvaguardias. Estas medidas deben seguir estando sujetas a un control legislativo y judicial significativo.

Otro hecho que nos preocupa, es que entendemos que este proyecto establece que aquellos que difundan información falsa o distorsionada que pueda obstruir la respuesta del gobierno a esta crisis sanitaria pueden enfrentarse a penas de hasta cinco años de prisión.

La desinformación puede claramente socavar las iniciativas de las autoridades para combatir la propagación de la COVID-19 y es necesario afrontarla, incluso colaborando estrechamente con las plataformas de redes sociales para identificar y señalar los mensajes peligrosos que obstaculizan las medidas eficaces para proteger la salud pública.

Nos preocupa, no obstante, que la ley tal como está formulada actualmente pudiera afectar negativamente a la legítima labor de los periodistas y tener un potencial efecto amedrentador sobre la libertad de expresión en Hungría.

Instamos a todos los gobiernos a garantizar una disponibilidad temprana y fidedigna de información sobre la pandemia, así como de las mejores respuestas para combatirla, como un medio para contrarrestar la información errónea. 

El ser abiertos y transparentes contribuye a animar a que las personas acepten y participen en las medidas diseñadas para proteger su propia salud y la de los demás. Una respuesta a la crisis de la COVID-19 requiere de la participación de todo el conjunto de la sociedad.

Los gobiernos, incluido el de Hungría, han de tomar decisiones difíciles como respuesta a la COVID-19. El derecho internacional permite medidas de emergencia como respuesta a amenazas graves. No obstante, estas medidas han de ser proporcionales al riesgo evaluado, y aplicarse de manera justa, con un enfoque y una duración concretos. Las medidas deben estar destinadas a lograr objetivos legítimos de salud pública.

Con este fin, instamos al gobierno húngaro a que garantice que las medidas que adopte son conformes con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

FIN

Para más información y solicitudes de prensa, póngase en contacto con: Rupert Colville - + 41 22 917 9767 / rcolville@ohchr.org o Jeremy Laurence - + 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org o Liz Throssell - + 41 22 917 9296 / ethrossell@ohchr.org o Marta Hurtado - + 41 22 917 9466 / mhurtado@ohchr.org 

Etiqueta y comparte - Twitter: @UNHumanRights y Facebook: unitednationshumanrights