Header image for news printout

Nota informativa sobre Líbano

Inglés

Portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos:  Rupert Colville

Lugar: Ginebra 

Fecha: 1 de mayo 2020

Subject: Líbano

Estamos sumamente preocupados por el nuevo estallido de violencia ocurrido en el Líbano esta semana, que ha causado la muerte de un manifestante y heridas a docenas de otros civiles y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, y que también ha generado un gran caudal de daño y destrucción a propiedades públicas y privadas.

Instamos a todas las personas a que ejerzan la máxima moderación, se abstengan de usar la violencia contra los demás y respeten la propiedad.

Recordamos a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que tienen la obligación de cumplir con las normas y los criterios internacionales sobre el uso de la fuerza, especialmente con los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad.

Exhortamos también a los manifestantes a que no recurran a la violencia y hacemos hincapié en que el derecho de reunión pacífica ampara a las concentraciones no-violentas.

Tras una pausa relativa en los seis meses de manifestaciones, debida al brote de la pandemia del COVID-19, las protestas contra el rápido agravamiento de la crisis económica se han reanudado esta semana. Casi de inmediato algunas de estas protestas se volvieron violentas.

El 26 de abril, según los informes, un manifestante alcanzado al parecer por una bala de goma murió a causa de sus heridas. Hemos recibido también informaciones que indican que al menos 77 civiles resultaron heridos entre el 26 y el 30 de abril. Las Fuerzas Armadas libanesas o LAF (por sus siglas en inglés), han informado de que al menos 159 miembros de su personal han resultado heridos y 15 de ellos se encuentran en estado crítico. Este número de víctimas pone de relieve la alarmante intensidad de la violencia.

Entendemos que las LAF usaron gas lacrimógeno y balas de goma, así como munición real que se disparó al aire. Al parecer, los manifestantes emplearon gas lacrimógeno, granadas, bombas de gasolina, cadenas de hierro, garrotes y otras armas. 

También hemos recibido informes sobre casos en los que las LAF han violado las normas relativas al uso de la fuerza.

Acogemos con beneplácito el anuncio de que las autoridades competentes investigarán estos incidentes. Las víctimas y sus familiares tienen derecho a que se haga justicia y a conocer la verdad.

Aunque algunas medidas como el distanciamiento físico son una garantía en la lucha por contener el COVID-19, recordamos a las autoridades que las personas tienen derecho a manifestar sus preocupaciones y a participar en los asuntos públicos y en la adopción de todas las decisiones que afecten a sus vidas.

La Alta Comisionada reitera que la Oficina del ACNUDH está dispuesta a seguir apoyando el fortalecimiento de las instituciones libanesas y ratifica nuestro compromiso con el diálogo integrador y el desarrollo sostenible del país.

ENDS

Para más información y solicitudes de prensa, póngase en contacto con: Rupert Colville - + 41 22 917 9767 / rcolville@ohchr.org o Jeremy Laurence - + 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org o Liz Throssell - + 41 22 917 9296 / ethrossell@ohchr.org  o Marta Hurtado - + 41 22 917 9466 / mhurtado@ohchr.org

Etiqueta y comparte - Twitter: @UNHumanRights y Facebook: unitednationshumanrights