Header image for news printout

Sudán del Sur: Bachelet pide rendición de cuentas ante informes de cientos de muertes por violencia intercomunitaria

Inglés

GINEBRA (22 de mayo de 2020) – La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó el nuevo brote de violencia entre comunidades ocurrido en Sudán del Sur, que según las autoridades ha causado cientos de muertes, y pidió que se haga comparecer a los responsables ante la justicia lo más pronto posible.
“Los informes procedentes del Estado de Jonglei son terribles e indican que decenas de civiles fueron asesinados en 28 aldeas, los días 16 y 17 de mayo, y que muchos más resultaron heridos o fueron desplazados”, afirmó Bachelet.

“Es preciso detener esta pauta de violencia recurrente, que sigue causando muertes en Sudán del Sur. Insto al gobierno a que garantice la aplicación de medidas para investigar estos hechos de violencia y a que se asegure de que los responsables sean llevados ante los tribunales y las víctimas y sus familiares tengan acceso a la justicia, la verdad y las reparaciones”, declaró la Alta Comisionada.

Aunque la violencia de raíz política ha declinado en Sudán del Sur, en el año en curso han aumentado las luchas intercomunitarias. En el primer trimestre de 2020, esta modalidad de violencia fue la que más afectó a la población civil y arrojó un saldo de 658 muertos, 452 heridos, 592 secuestrados y 65 víctimas de violencia sexual.

El Estado de Jonglei y la Zona Adminstrativa del Gran Pibor, que durante años han padecido a causa de la inseguridad alimentaria, fueron gravemente afectados por las inundaciones de 2019. En meses recientes se produjeron varios estallidos de violencia, entre otros una serie de ataques ocurridos entre mediados de febrero y principios de marzo, que causaron la muerte de 220 civiles y durante los cuales al menos 266 niños y mujeres fueron secuestrados. La mayoría de estas víctimas todavía se encuentran en cautiverio.

La índole de estos choques intercomunitarios, motivados desde hace mucho tiempo por tensiones sobre el acceso a los recursos naturales, en particular el agua y los pastos para el ganado, ha evolucionado en los últimos años y ha adquirido un carácter cada vez más militar, con el uso de tácticas y armamentos propios de un conflicto bélico.

“Como ya señalé, para que Sudán del Sur alcance una paz duradera, las autoridades estatales deben poner fin a estos ciclos de represalias violentas, llevar a los responsables ante los tribunales y promover la consolidación de la paz entre individuos y comunidades”, terminó diciendo Bachelet.

FIN

Para más información y solicitudes de prensa, póngase en contacto con: Rupert Colville - + 41 22 917 9767 / rcolville@ohchr.org o Jeremy Laurence - + 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org o Liz Throssell - + 41 22 917 9296 / ethrossell@ohchr.org

¿Preocupado por el mundo en el que vivimos?
Entonces defiende los derechos de alguien hoy
#Standup4humanrights
y visite la página web en http://www.standup4humanrights.org