Header image for news printout

Evento del Lanzamiento Virtual del Manual para las Misiones de las Naciones Unidas sobre el Terreno para la Prevención y Respuesta a la Violencia Sexual Relacionada con los Conflictos

English

Observaciones del Secretario General Adjunto Ilze Brands Kehris
5 de junio, 09:00-10:00

Su Excelencia Eriksen Søreide, el Embajador Juul, distinguidos invitados y colegas,

Deseo agradecer al Gobierno de Noruega su apoyo para la elaboración del Manual y la organización conjunta del evento de hoy. 

La Política de las Naciones Unidas para violencia sexual relacionada con los conflictos y su Manual vienen a ejemplificar la sólida colaboración entre ACNUDH, DOP, DAPCP y la Oficina del Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia Sexual para prevenir y dar respuesta a la violencia sexual relacionada con los conflictos. El Manual se fundamenta en principios básicos de derechos humanos: No hacer daño, un enfoque basado en las víctimas y sensibilidad respecto a las cuestiones de género. El Manual complementa y refuerza la aplicación de los mandatos de protección en las operaciones de paz. 

La violencia sexual relacionada con los conflictos viola los derechos a la integridad física y psicológica, la dignidad, la autonomía sexual y la igualdad de género, y puede constituir un delito internacional. Ésta tiene consecuencias devastadoras a largo plazo para las supervivientes, sus familias y las comunidades. La lucha contra la impunidad en casos de violencia sexual y el apoyo a las víctimas han sido siempre una prioridad para ACNUDH, tanto en sus políticas y su trabajo sobre el terreno como entidad que dirige de forma conjunta el Equipo de Expertos de las Naciones Unidas.     

La documentación de violencia sexual, la cual es respetuosa con las necesidades y decisiones de las supervivientes, supone un primer paso fundamental hacia la rendición de cuentas. La vigilancia y las investigaciones realizadas por componentes de derechos humanos, en especial por los Asesores de Protección de las Mujeres, es indispensable. Su trabajo permite a los que trabajan sobre el terreno promover enfoques de las misiones más coherentes y basados en los derechos humanos con el fin de prevenir y responder a violencia sexual relacionada con los conflictos, incluso a través de diálogos con agentes no estatales o usando mecanismos de alerta temprana. De manera importante, sus informes son a menudo el único documento que retrata las experiencias de las supervivientes, y de este modo contribuye a otorgar un sentido de reconocimiento del daño físico y psicológico que éstas han sufrido.      

Para concluir, me gustaría reconocer la participación hoy de tres Asesores Superiores de Protección de las Mujeres, cuya dedicación y compromiso ha contribuido de forma considerable a la ejecución del mandato sobre violencia sexual relacionada con conflictos en Sudán Meridional, Irak y la República Centroafricana.   

Muchas gracias.