Header image for news printout

Cumbre de Jóvenes Activistas: “Nueva generación, nuevas soluciones”

Declaración por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

18 de noviembre de 2021

Me complace participar en esta cumbre.  

El activismo juvenil ha impulsado al mundo.

Resulta inspirador ver a jóvenes plantando cara a la discriminación, la injusticia y las desigualdades.

Desde las primeras líneas hasta los titulares.   

Desde las calles de cada rincón del mundo hasta el campo de batalla en la red, hemos asistido a manifestaciones poderosas de su compromiso con la acción climática y los derechos humanos.

Vuestro compromiso.

Habéis influido en los debates de relevancia nacional e internacional y habéis inducido un cambio social, entre otros, la exigencia de participar en el escenario y exigir responsabilidades a gobiernos y empresas por la inacción ante el cambio climático.

Tan solo el mes pasado, el Consejo de Derechos Humanos reconoció lo que venís repitiendo durante tanto tiempo: que un entorno limpio, sano y sostenible constituye un derecho humano.

Tenemos una deuda de gratitud con vosotros por vuestro activismo y mi Oficina la cumplirá respaldando a los países en sus iniciativas de fomento y protección de este derecho.

Vuestra visión y valor son motivos de esperanza.

También nos da una idea del gran potencial que presentan la reivindicación y activismo juveniles como fuerza para conseguir un cambio positivo y transformador.

Confío en que este potencial pueda liberarse mediante la participación significativa de los jóvenes en todas partes.

Esto requiere que se os incluya. Y que os sintáis seguros y libres del miedo cuando lo tengáis.

Sin embargo, el activismo juvenil a menudo tiene un precio.

Al inicio de este año, las Naciones Unidas presentó su primer informe mundial sobre la protección de la juventud en el espacio cívico. El informe demuestra que, en muchos países, los jóvenes son víctimas de ataques, intimidación y acoso por parte de diversos agentes.

El Secretario General Antonio Guterres, en su llamamiento a la acción para los derechos humanos, destacó la importancia de que los jóvenes cuenten con un espacio donde participar en las decisiones que definirán su futuro. Además, recalcó que la participación es fundamental para la acción climática sostenible y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

A ese respecto, el Secretario General nos pidió a todos que aumentemos las iniciativas para fomentar y proteger los derechos de las futuras generaciones. Prometió el apoyo de las Naciones Unidas para el desarrollo de mecanismos nacionales de protección para los defensores de derechos humanos y activistas medioambientales, en particular jóvenes, mujeres y niñas.

En respuesta a este llamamiento, mi Oficina dirigió la elaboración de la Nota orientativa de las Naciones Unidas sobre la protección y la promoción del espacio cívico, la cual puede ayudar a guiar nuestra acción colectiva mediante sus "3 P".

En primer lugar, como hemos debatido hoy, debemos invertir en una participación significativa e inclusiva. Las voces e inquietudes de los jóvenes a menudo no se escuchan, se ignoran o se socavan por la edad.  Establecer y mejorar los canales de participación, y hacerlos inclusivos y seguros, es una prioridad urgente.

Y de ahí deriva la promoción de espacios abiertos para debatir y dialogar, tanto dentro como fuera de la red. Internet tiene que ser una herramienta segura para las libertades, la democracia y para dar mayor difusión a las voces de los jóvenes que han sido excluidos con anterioridad.

Finalmente —y con carácter urgente—, debemos reforzar la protección de los agentes en riesgo de la sociedad civil. Aunque afrontan los mismos riesgos que otros defensores de derechos humanos, los jóvenes activistas suelen contar con menos medios para protegerse. Asimismo, suelen ser un blanco desproporcionado de violencia a la hora de ejercer sus derechos de reunión pacífica.

Apoyar las redes de defensores, incluidas las de los jóvenes activistas, contribuirá a protegerles. Mi Oficina ahora se encuentra codirigiendo iniciativas del sistema de las Naciones Unidas para desarrollar orientaciones para la protección de los defensores de derechos humanos en relación con el medio ambiente, incluidos los jóvenes. 

Queridos amigos,

Centrémonos en lo que nos une para poder superar numerosos desafíos comunes.

Agradezco a los jóvenes de todo el mundo por alzar sus voces en pro de nuestro planeta y de los derechos humanos.
Vuestra labor, compromiso y energía son inestimables.

Estoy con vosotros.