Realzan a campeones de derechos humanos de ayer y de hoy


Al tiempo que prosiguen las celebraciones por el Día de los Derechos Humanos de 2018, en Sudáfrica activistas de derechos, políticos, organizaciones y particulares han centrado su atención en la nueva generación de defensores de derechos humanos, herederos de la Declaración Universal.

Mejorar la protección de las mujeres ante la violencia de género es el cometido esencial de dos iniciativas simbólicas actuales, #TotalShutDown y la Green Door, de Brown Lekekela. Crédito: © Sonke Gender Justice

Este año, con motivo del centenario del nacimiento de dos figuras emblemáticas para Sudáfrica y el mundo, Nelson Mandela y Albertina Sisulu, los sudafricanos celebran la efeméride con una jornada de actividades públicas, entre las que destacan torneos de lucha, debates con la sociedad civil, una emisión de radio comunitaria y una discusión con dirigentes sobre el legado en materia de derechos humanos inspirado por Mandela y Sisulu, así como una mirada panorámica a los activistas de hoy y de mañana.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, hará uso de la palabra, junto con el Presidente de la República de Sudáfrica, durante el debate de alto nivel que tendrá lugar en Johannesburgo. Este evento marcará los 22 años de la Constitución sudafricana, que se firmó oficialmente el Día de los Derechos Humanos de 1996.

Como parte de las celebraciones de la iniciativa “Que tu luz resplandezca”, que ha llevado a cabo la Oficina del ACNUDH en la fase previa al Día de los Derechos Humanos de 2018, Sudáfrica pone de relieve a los sucesores de los defensores y las organizaciones de derechos humanos que encarnan la esperanza de futuro para el legado de Mandela y Sisulu.

Brown Lekekela

Brown Lekekela creó en 2011 la iniciativa “Green Door” [Puerta Verde], un servicio de ayuda para supervivientes de la violencia sexual. Desde entonces, Lekekela ha venido apoyando a mujeres y niños víctimas de abusos, a lo largo de periodos increíblemente arduos, y les ha proporcionado albergues seguros y asesoramiento tras el horror de las violaciones y los abusos. Mediante la iniciativa Green Door, Lekekela ofrece acogida y apoyo temporal a las víctimas de violaciones y de abusos sexuales y domésticos. 

El proyecto, con sede en Diepsloot, una de las barriadas más pobres del norte de Johannesburgo, cumple el cometido de proporcionar asesoramiento emocional a mujeres supervivientes de abusos y violaciones, programas de empoderamiento femenino, tratamientos complejos para las víctimas e información adicional sobre cómo las víctimas podrían ponerse en contacto con la policía y los trabajadores sociales para incoar causas penales.

En promedio, la iniciativa Green Door ayuda a 30 personas cada mes. Uno de los servicios principales que Lekekela ofrece es transportar a las víctimas de abusos hasta la comisaría de policía más próxima, para ayudar a que las mujeres denuncien los casos, con el fin de proporcionarles la vía de acceso que merecen a una justicia equitativa y accesible. Junto con varios patrocinadores y donantes, Lekekela proporciona a las mujeres una “carpeta de supervivencia” que contiene artículos esenciales que les ayudan mientras se recuperan, con lo que de algún modo refuerzan su dignidad.

La campaña “Total Shutdown

La campaña #TotalShutdown desembocó en la primera de muchas marchas contra la violencia de género, realizada el 1 de agosto de 2018. Esta manifestación, organizada junto con una alianza de activistas feministas y de género, exhortó a todas las mujeres, personas de género no convencional y miembros del colectivo LGBTQIA+ a que no acudieran ese día al trabajo y se adhiriesen a las protestas a lo largo y ancho del país.

En varias ciudades se presentó al gobierno un pliego de demandas. El inicio de la campaña fue obra de un grupo de mujeres que consideraron que habían visto demasiados carteles con fotos de desaparecidas y sabían exactamente cómo terminaría la historia, habitualmente con la aparición del cadáver de la mujer, la mayoría de las veces asesinada por su pareja.

“Lo que decimos es, esencialmente, que ha llegado la hora de rebelarnos, en tanto que mujeres, y luchar contra todo eso, porque no podemos esperar a que el gobierno haga algo al respecto, hemos esperado mucho y [las autoridades] no han hecho nada”.

Durante varios meses, el grupo ha venido movilizando a las mujeres a través de las redes sociales, en preparación de nuevas manifestaciones.

 5 de diciembre de 2018


Véase también