Expertos se unen para acabar con las violaciones de derechos humanos por motivo de orientación sexual e identidad de género


Las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) del mundo entero afrontan a menudo graves violaciones de derechos humanos, entre otras la tortura, la violencia sexual, la detención arbitraria e incluso el asesinato, todo ello a causa de ser quienes son.

En un diálogo sin precedentes, expertos regionales y de derechos humanos se reunieron para examinar la situación de derechos humanos de esas personas y pedir que se ponga fin a la violencia y otras violaciones de derechos humanos motivadas por la orientación sexual y la identidad de género.

En un informe presentado durante la 58ª sesión ordinaria de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos celebrada en Gambia, se resume el diálogo histórico que tuvo lugar en noviembre de 2015 entre los expertos de la Comisión Africana, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las Naciones Unidas.

En el informe se destaca también la repercusión de las violaciones de derechos humanos sobre la salud de las personas del colectivo LGBTI y sobre su acceso a la prevención y el cuidado en lo tocante al VIH.

“La violencia y otras violaciones de derechos humanos con motivo de la orientación sexual y la identidad de género constituyen desafíos universales que exigen medidas concertadas de las instituciones de derechos humanos nacionales, regionales y de las Naciones Unidas”, afirmó la Sra. Pansy Tlakula, presidenta de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos.

En el informe también se hace hincapié en los cambios positivos ocurridos en el mundo entero, relativos a la protección de los derechos de las personas del colectivo LGBTI.

La Comisión Africana aprobó una resolución en la que se pide que se ponga fin a la violencia y a otras violaciones de derechos con motivo de la orientación sexual o la identidad de género real o atribuida.

La Comisión Interamericana creó una Relatoría sobre los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales, órgano que recientemente elaboró un informe detallado sobre la violencia contra dichas personas en las Américas.

El presidente de la Comisión Interamericana, el Sr. James Cavallaro, declaró que la protección de los derechos del colectivo LGBTI es esencial para la labor de la Comisión, así como la tarea de incorporar “a nuestro trabajo las opiniones de las personas LGBTI, para impugnar la invisibilidad de las graves violaciones de derechos humanos que siguen padeciendo en las Américas y hacer que los Estados rindan cuentas por dichas violaciones”.  

Los expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas han venido abordando cada vez más las violaciones de derechos humanos cometidas contra las personas LGBTI, tal como se puso de relieve en un reciente informe del ACNUDH, mientras que el Consejo de Derechos Humanos ha aprobado dos resoluciones en las que se condena la violencia y la discriminación con motivo de la orientación sexual y la identidad de género.

“El diálogo nos permitió intercambiar prácticas idóneas para orientar nuestra lucha común contra la impunidad y asegurar la protección y la realización de los derechos humanos de todas las personas, incluso las del colectivo LGBTI”, dijo el Sr. Christof Heyns, experto de las Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias.

El director ejecutivo del ONUSIDA, el Sr. Michel Sidibé, y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, el Sr. Zeid Ra’ad Al Hussein, calificaron el diálogo entre los expertos regionales y de las Naciones Unidas como una conversación novedosa y necesaria.

“Poner fin a la violencia, la penalización, la discriminación y otras violaciones de derechos humanos contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales es una prioridad de nuestras organizaciones y del sistema de las Naciones Unidas en su conjunto”, afirmaron ambos dirigentes.

Las organizaciones de la sociedad civil también aplaudieron el diálogo. “La colaboración permanente y la disposición al intercambio de experiencias entre los sistemas regionales e internacionales de derechos humanos refuerza el concepto de la universalidad de esos derechos y contribuye a promover su protección para todos, incluso para las personas del colectivo LGBTI”, terminó diciendo la Sra. Sibongile Ndashe, directora ejecutiva de la Iniciativa para la Litigación Estratégica en África (ISLA).

7 de abril de 2016
Véase también