Visita de Zeid a la RDC


Al término de una visita de cuatro días a la República Democrática del Congo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, hizo hincapié en el importante progreso alcanzado en ese país, después de muchos años de caos y destrucción, y señaló algunas mejoras en materia de derechos económicos y sociales, así como varias medidas positivas encaminadas a reformar el sector de la justicia. 

El Alto Comisionado, que en el curso de su misión visitó Goma y Bukavu y se entrevistó con varias mujeres supervivientes de agresiones sexuales en el hospital de Panzi, insistió en que “la voluntad de investigar y condenar a los autores de agresiones sexuales, sin que importe cuán altos sean los cargos que desempeñen, puede ejercer una repercusión decisiva en la prevención de esos delitos”.

“Estas mujeres… deben saber que la sociedad las estima y que se hará todo cuanto sea posible para garantizar que esas violaciones despreciables nunca vuelvan a repetirse”, afirmó.

Pero Zeid insistió también en que esos progresos podrían estar en peligro. “A medida que se aproxima la fecha de las elecciones, crece la tensión. He recibido informes de que han aumentado las violaciones de derechos civiles y políticos fundamentales, cometidas por agentes estatales… Sin duda la esfera pública en la que la oposición puede expresarse se encuentra ahora bajo presión”, y añadió que está muy preocupado por “los informes acerca de un aumento del acoso a periodistas y representantes de la sociedad civil, así como por la represión de quienes se oponen al gobierno y la fuerza excesiva, y a veces mortal, que se usa para disolver las manifestaciones”.   

La RDC se encuentra “en un momento decisivo”, añadió.  

Si desea leer el texto íntegro de la declaración, sírvase visitar el sitio web: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=20293&LangID=E

21 de julio de 2016

Véase también