Skip to main content

Notas de prensa Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Crece el temor a una catástrofe en Gaza, cuando el conflicto entra en su sexto mes

08 marzo 2024

Muchachos palestinos se abren paso entre los escombros de casas destruidas por los bombardeos israelíes en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 3 de marzo de 2024, en el curso del conflicto entre Israel y el movimiento Hamas © Foto: AFP

Desde

Jeremy Laurence, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos:

Lugar

Ginebra

Hoy se inicia el sexto mes de un conflicto brutal que ha acabado con las vidas y los hogares de numerosos palestinos e israelíes. Tememos que esta situación, que ya es catastrófica, pueda agravarse aún más, a medida que la mayoría de los palestinos conmemoran el mes sagrado del Ramadán -un periodo que supuestamente se celebra para honrar la paz y la tolerancia-, en caso de que Israel lance la anunciada ofensiva militar contra Rafah, donde un millón y medio de personas se encuentran desplazadas en condiciones infrahumanas.  

Una ofensiva terrestre contra Rafah causaría una pérdida masiva de vidas y aumentaría el riesgo de que se cometan crímenes atroces. No debemos permitir que esto suceda. También creemos que la implantación de restricciones adicionales al acceso de los palestinos a Jerusalén Este y la mezquita de Al Aqsa durante el mes del Ramadán podría agravar aún más las tensiones.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos reitera que es preciso detener de inmediato el conflicto y poner fin a la muerte y la destrucción.

Es preciso que los rehenes, que ya han padecido más de 150 días de sufrimiento y tormento, sean puestos en libertad de manera incondicional y puedan reunirse con sus afligidos familiares.

Una vez más reiteramos que Israel, en su condición de potencia ocupante, debe cumpliar cabalmente con sus obligaciones, en virtud del derecho internacional humanitario, de proporcionar a la desesperada población de Gaza los alimentos y medicamentos necesarios y, si no puede hacerlo, de garantizar que la población tenga acceso a la asistencia humanitaria en función de sus necesidades vitales.

Los corredores y pasos fronterizos deben quedar completamente abiertos y debe tomarse medidas para asegurar el movimiento libre y sin obstáculos de los convoyes de ayuda para los civiles, dondequiera que estén en la Franja de Gaza, si se quiere evitar más hambre y sufrimiento innecesarios.

Desde el 7 de octubre, las partes en conflicto han mostrado poco interés por el derecho internacional que protege los derechos humanos y regula la conducción de las hostilidades. Esta actitud constituye una mancha en la conciencia colectiva de la humanidad. Las leyes de la guerra son nítidas y deben respetarse en todo tiempo y en cualquier circunstancia. Quienes las vulneren deben rendir cuentas de sus actos.

El Alto Comisionado recuerda a todos los Estados Partes que, en virtud del Artículo 1, común a los cuatro Convenios de Ginebra, todos tienen la obligación de respetar y hacer respetar las normas contenidas en los Convenios. Esta obligación incluye no solo la de tomar todas las medidas disponibles para garantizar su pleno cumplimiento por todas las partes en conflicto, sino también la de que los Estados no deben, mediante sus propios actos o políticas, facilitar las violaciones del derecho humanitario.

Para más información y solicitudes de los medios de comunicación, póngase en contacto con:

En Ginebra

Jeremy Laurence - +41 22 917 9383 / [email protected] o
Ravina Shamdasani - +41 22 917 9169 / [email protected] o
Liz Throssell - +41 22 917 9296 / [email protected]

Etiquetar y compartir

Twitter @UNHumanRights
Facebook unitednationshumanrights
Instagram @unitednationshumanrights