Skip to main content

Comunicados de prensa Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Es preciso poner fin a la horrenda violencia de Gaza

19 noviembre 2023

Familiares de palestinos muertos en ataques israelíes lloran en el hospital Nasser de Khan Younis, en el sur de la Franja de Gaza, 19 de noviembre de 2023. © REUTERS

Pronunciado por

Volker Türk, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Lugar

Ginebra

Los espantosos sucesos ocurridos en Gaza en las últimas 48 horas parecen increíbles.

Las muertes de tantas personas en escuelas que se habían convertido en refugios, los cientos de personas que huían del hospital Al-Shifa, entre el continuo desplazamiento de cientos de miles hacia el sur de Gaza, son acciones que van en contra de los principios básicos de protección de la población civil, en virtud del derecho internacional.

Las imágenes supuestamente filmadas tras el bombardeo israelí de la escuela de Al Fakhoura son horripilantes y muestran claramente el gran número de hombres, mujeres y niños muertos o gravemente heridos. Al menos otras tres escuelas que albergaban a palestinos desplazados también fueron atacadas en las últimas 48 horas.

Las operaciones militares de Israel han continuado dentro del hospital Al Shifa y sus alrededores. Varios colegas de las Naciones Unidas visitaron ayer el lugar y presenciaron en persona lo que describieron como una ‘zona de muerte’. El personal médico, los pacientes y los civiles huyeron del hospital, por órdenes del ejército israelí. Se vio a centenares de refugiados que se dirigían a pie hacia el sur, con gran riesgo de sus vidas, su salud y su seguridad. ¿Hacia dónde iban? Porque ningún lugar es seguro en Gaza.

En Khan Younis, las Fuerzas de Defensa de Israel están lanzando octavillas en las que se pide a los vecinos que vayan a “refugios reconocidos”, incluso mientras se suceden los bombardeos en toda Gaza. Los palestinos que ya han sido desplazados -y privados de ayudas vitales por las restricciones extremas- se esfuerzan por satisfacer sus necesidades básicas mientras se ven obligados a hacinarse en espacios cada vez más reducidos y poco higiénicos. Al margen de las advertencias, Israel tiene la obligación de proteger a la población civil, dondequiera que esta se encuentre.

Las normas del derecho internacional humanitario, entre otras los principios de distinción, proporcionalidad y precaución en la ejecución de los ataques, deben ser observadas con rigor. El incumplimiento de estos principios podría constituir un crimen de guerra.

El dolor y el terror impresos en los rostros de los niños, las mujeres y los hombres de Gaza son intolerables. ¿Cuánta más violencia, derramamiento de sangre y sufrimiento han de sobrevenir antes de que la gente recupere el sentido común? ¿Cuántos civiles más tendrán que morir?

Esta situación debe cesar.

La humanidad ha de ser la primera prioridad. Es menester que se decrete una tregua, sobre la base de los principios humanitarios y los derechos humanos. Sin más dilación.

Para más información y solicitudes de medios de comunicación, póngase en contacto con
En Ginebra
Ravina Shamdasani + 41 22 917 9169 / [email protected] o
Jeremy Laurence +41 22 917 9383 / [email protected]

Etiquetar y compartir
Twitter @UNHumanRights
Facebook unitednationshumanrights
Instagram @unitednationshumanrights