Skip to main content

Comunicados de prensa Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

Informe de Naciones Unidas: Türk advierte del deterioro acelerado de la situación de derechos humanos en Cisjordania y exige poner fin a la violencia

28 diciembre 2023

Palestinos inspeccionan los daños tras una incursión israelí en el campo de refugiados palestinos de Nur Shams, cerca de la ciudad septentrional de Tulkarm, en la Cisjordania ocupada, el 17 de diciembre de 2023. Credit: Zain JAAFAR / AFP

GINEBRA (28 de diciembre de 2023) – Un informe de Naciones Unidas que se ha publicado hoy detalla el deterioro acelerado de la situación de derechos humanos en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Oriental, desde el 7 de octubre de 2023, y exige a Israel que ponga fin a los asesinatos ilegales y a la violencia de los colonos contra la población palestina.

En el informe se exige el cese inmediato del uso de armas y medios militares durante las operaciones de mantenimiento del orden, el fin de las detenciones arbitrarias y el maltrato de la población palestina, así como la retirada de restricciones discriminatorias a la circulación.

La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha confirmado el asesinato de 300 palestinos desde el 7 de octubre al 27 de diciembre de 2023, entre ellos 79 niños, en la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén Oriental, desde que se produjeran los ataques de Hamás y otros grupos armados palestinos al sur de Israel. De entre estos, las fuerzas de seguridad israelíes han asesinado a al menos a 291 palestinos, los colonos a ocho y un palestino murió a manos de las fuerzas de seguridad o los colonos. Antes del 7 de octubre, 200 palestinos ya habían muerto en la zona en 2023, el número más elevado en un periodo de 10 meses desde que Naciones Unidas empezara a documentar estos sucesos en 2005.

“El uso de tácticas y armas militares en el escenario del mantenimiento del orden, el uso desproporcionado e innecesario de la fuerza, así como la aplicación de restricciones amplias, arbitrarias y discriminatorias a la circulación dirigidas contra los palestinos son sumamente preocupantes”, aseguró el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, al reflexionar sobre los resultados del informe.

“Las vulneraciones que se registran en el informe repiten el patrón y la naturaleza de las violaciones denunciadas en el pasado durante la prolongada ocupación israelí de Cisjordania. Sin embargo, la intensidad de la violencia y la represión es algo que no se había visto en años”, añadió.

“Insto a Israel a que tome medidas inmediatas, claras y eficaces para poner fin a la violencia de los colonos contra la población palestina, a que investigue todos los incidentes de violencia a manos de colonos y las fuerzas de seguridad israelíes, a que garanticen la protección efectiva de las comunidades palestinas ante cualquier forma de traslado forzoso y a que aseguren el retorno de comunidades de pastores a sus tierras, los cuales se vieron desplazados por los ataques continuados de colonos armados”.

El informe, que abarcaba del 7 de octubre al 20 de noviembre, detallaba un aumento acusado de los bombardeos y de las incursiones de vehículos blindados de transporte de personal y excavadoras enviados a los campamentos de refugiados y a otras zonas densamente pobladas de Cisjordania, lo cual ha dejado muertes, heridos y daños importantes a objetos e infraestructuras civiles. Estas incursiones, que siguen realizándose, han causado la muerte de al menos 105 palestinos, entre ellos 23 niños, desde el 7 de octubre hasta hoy.

En una de las incursiones que duró 30 horas, entre el 19 y 20 de octubre, en el campamento de refugiados de Nur Shams, en Tulkarem, las fuerzas israelíes, dotadas de armamento y medios de combate militares, mataron a 14 palestinos, entre ellos seis niños, hirieron a al menos a otros 20 y detuvieron a 10 personas.

Las fuerzas de seguridad israelíes han detenido a más de 4.700 palestinos, entre ellos a unos 40 periodistas, en Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental. El informe describe que a algunos de los detenidos los desnudaron, les vendaron los ojos y los inmovilizaron durante horas con esposas y las piernas atadas, mientras soldados israelíes les pisaban la cabeza y la espalda, les escupían, les golpeaban contra la pared, les amenazaban, les insultaban, les humillaban y, en algunos casos, les sometían a abusos sexuales y violencia de género.

En las semanas posteriores al 7 de octubre, también han aumentado considerablemente los ataques de colonos con una media de seis incidentes al día, como disparos, incendio de viviendas y vehículos, y arrancamiento de árboles. En muchos incidentes, los colonos iban acompañados de las FSI, o llevaban uniformes de estas y rifles del ejército, según el informe. La Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha documentado multitud de incidentes en los que colonos atacaban a agricultores palestinos que cosechaban aceitunas, incluso con armas de fuego, les obligaban a abandonar sus tierras, robaban la cosecha y envenenaban o destrozaban olivos, acciones que privan a muchos palestinos de una fuente de ingresos fundamental.

“La deshumanización de la población palestina que caracteriza muchas de las acciones de los colonos resulta muy alarmante y debe cesar de inmediato. Las autoridades israelíes deberían censurar e impedir con firmeza la violencia de los colonos y procesar a los instigadores y los autores”, señaló el Jefe de Derechos Humanos.

Desde el 7 de octubre, las autoridades israelíes han impuesto restricciones graves a la circulación de la población israelí en toda Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental, según se indica en el informe. Las FSI han cerrado casi la totalidad de las entradas a pueblos y ciudades palestinos a los vehículos y desconectado las ciudades palestinas de las carreteras principales con el cierre de puertas y la colocación de montículos de tierra y bloques de cemento.

“El informe reitera nuestros llamamientos para bloquear las medidas encaminadas a la creación de un entorno coercitivo y las preocupaciones en torno a los traslados forzosos, además de la ausencia continuada de rendición de cuentas por la violencia de los colonos y las FSI”, afirmó Türk.

El Alto Comisionado exhortó a Israel a que facilite el acceso de su oficina al país, y añadió que estaba dispuesto a elaborar informes similares sobre los ataques del 7 de octubre.

Para leer el informe, haga clic aquí https://www.ohchr.org/en/documents/country-reports/flash-report-human-rights-situation-west-bank-including-east-jerusalem-7

Para más información y solicitudes de medios de comunicación, póngase en contacto con:

En Ginebra
Marta Hurtado - + 41 22 917 9466 / [email protected]

Etiqueta y comparte

Twitter @UNHumanRights
Facebook unitednationshumanrights
Instagram @unitednationshumanrights

Situación en el Territorio Palestino Ocupado e Israel.

Más información sobre la cobertura mediática de la situación