Skip to main content

Comunicados de prensa Procedimientos Especiales

Colombia debe rendir cuentas a lo-as afrodescendientes en condiciones de riesgo y “re-existencia”, dicen Expertos de la ONU

24 mayo 2024

GINEBRA (24 de mayo de 2024) - Expertos de la ONU instaron hoy al Gobierno de Colombia a abordar el racismo sistémico e institucional que los afrodescendientes del país han padecido durante siglos.

"Colombia debe emprender un cambio transformador efectivo para restaurar la dignidad, reparar la invisibilidad y defender el reconocimiento y los derechos de los afrodescendientes", afirmó el Grupo de Trabajo de Expertos sobre los Afrodescendientes en un comunicado tras una visita de 10 días al país.

"Con un nuevo gobierno comprometido con la justicia y los derechos humanos, Colombia tiene una oportunidad única para romper el ciclo de siglos de discriminación y racismo institucionalizados, estructurales y sistémicos contra los afrodescendientes en Colombia", afirmaron los expertos. "La discriminación y el racismo se caracterizan por el abandono estatal, por un lado, y la falta de autonomía y autogobierno, por otro".

Colombia ha adoptado disposiciones legales, políticas y estrategias y ha creado instituciones para proteger los derechos humanos y hacer frente a las violaciones, afirmaron los expertos, que añadieron que los tribunales colombianos también han dictado sentencias a favor de los afrodescendientes.

Sin embargo, los expertos afirmaron que se ha hecho menos para transformar efectivamente su vida cotidiana, aliviando la pobreza, garantizando sus derechos a la seguridad, la educación, la vivienda, el empleo, el acceso a los servicios básicos, la libertad de circulación, el acceso a la justicia, la participación en los asuntos políticos y públicos, una representación adecuada, el autogobierno y los derechos sobre el territorio.

"Colombia debe garantizar estos derechos a los afrodescendientes sin violencia ni discriminación", afirmó el Grupo de Trabajo.

Los expertos escucharon testimonios de afrodescendientes, entre ellos mujeres, jóvenes, defensores de derechos humanos y personas LGBTIQ+. Las regiones habitadas por afrodescendientes en Colombia son “zonas de sacrificio racial" caracterizadas por el confinamiento. Estos testimonios detallaron la violencia, incluida la violencia sexual y de género, la violación como arma de guerra, las macroagresiones, los secuestros, los feminicidios, los asesinatos brutales en particular por parte de grupos armados y carteles del crimen organizado, la extorsión, el despojo brutal de tierras, el reclutamiento forzado de niños en grupos armados, las desapariciones forzadas, el desplazamiento forzado, la mutilación, la utilización de niños para actividades ilegales, el deterioro y la destrucción de los medios de subsistencia y de su tejido social, generando una sensación de agotamiento para los afrodescendientes. Estos problemas habían fomentado la desconfianza hacia las autoridades estatales y locales, incluidas las fuerzas armadas, por no protegerlos ni garantizarles un nivel de vida adecuado, constataron los expertos.

"Nos violan y es hora de parar", dijo una mujer afrodescendiente en sus conversaciones con los expertos. "Nos duele el corazón", “yo hablo de resistencia no de resiliencia” explicó otra.

Tras siglos de violaciones de derechos, Colombia debe asegurar una reforma estructural e institucional que garantice a los afrodescendientes del país el ejercicio pleno y libre de sus derechos, dijeron los expertos, que instaron a las autoridades a fomentar enfoques étnicos diferenciales para nivelar la reparación.

El Grupo de Trabajo también pidió a Colombia que garantice la participación y las consultas significativas de los afrodescendientes en todos los procesos y políticas que puedan afectarlos, incluso en el contexto de la implementación del Acuerdo de Paz de 2016.

"Los afrodescendientes y sus territorios han sido las mayores víctimas de los conflictos en Colombia, dando a estos conflictos una connotación racializada", señalaron los expertos.

El Grupo de Trabajo presentará un informe sobre su visita al Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2025.

El Grupo de Trabajo de Expertos sobre las Personas de Ascendencia Africana fue creado el 25 de abril de 2002 por la entonces Comisión de Derechos Humanos, tras la Conferencia Mundial contra el Racismo celebrada en Durban en 2001. Está compuesto por cinco expertos independientes: Barbara G. Reynolds, actual Presidenta-Relatora; Bina D'Costa; Catherine S. Namakula; Dominique Day y Miriam Ekiudoko.

El Grupo de Trabajo forma parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo. Los titulares de mandatos de los Procedimientos Especiales son expertos independientes en derechos humanos nombrados por el Consejo de Derechos Humanos para abordar situaciones específicas de países o cuestiones temáticas en todo el mundo. No forman parte del personal de la ONU y son independientes de cualquier gobierno u organización. Prestan sus servicios a título individual y no reciben un salario por su trabajo.

Derechos Humanos de la ONU, página del país: Colombia

Para consultas y solicitudes de los medios de comunicación, póngase en contacto con Marie Joseph Ayissi (+41 22 917 9405/ [email protected]) o escriba a [email protected]

Para consultas de los medios de comunicación sobre otros expertos independientes de la ONU, póngase en contacto con Dharisha Indraguptha ([email protected]) o John Newland ([email protected])

Siga las noticias relacionadas con los expertos independientes en derechos humanos de la ONU en Twitter:

VER ESTA PÁGINA EN: