Skip to main content

Comunicados de prensa Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

RAE de Hong Kong: Türk lamenta el uso que se hace de las leyes de seguridad nacional

31 mayo 2024

Un agente de policía monta guardia en el tribunal donde se dicta el veredicto del juicio a las 47 figuras prodemocráticas en Hong Kong. (Foto de Vernon Yuen/NurPhoto) NO USE FRANCIA

GINEBRA (31 de mayo de 2024) - El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Volker Türk expresó el viernes su preocupación por la reciente aplicación de leyes de seguridad nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong de China.

Catorce personas fueron declaradas culpables el jueves de conspiración para subvertir conforme a la Ley de la República Popular de China de Salvaguardia de la Seguridad Nacional en la Región Administrativa Especial de Hong Kong, promulgada en julio de 2020 por el Congreso Nacional de la República Popular China.   Dos de los acusados fueron absueltos.

«Mi Oficina y otros expertos y expertas en derechos humanos de las Naciones Unidas han expresado reiteradamente sus dudas sobre la adecuación de la legislación con las obligaciones de China conforme a la normativa internacional de derechos humanos y, de forma concreta, con aquellas que hacen referencia a Hong Kong en virtud del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,» declaró Türk.

«Tal como ha afirmado el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, esta legislación debe ser derogada y, en el interin, se debe detener su aplicación,» añadió.

El Alto Comisionado también destacó la situación de siete personas quienes se enfrentan a acusaciones conforme a una nueva ordenanza nacional sobre seguridad aprobada en la RAE de Hong Kong en marzo de 2024.  Esta legislación, promulgada conforme al Artículo 23 de la Ley Fundamental, vino a ampliar la legislación de 2020, e incorpora categorías adicionales de delitos, descritos como traición, sedición, delitos en relación con secretos de estado y espionaje, sabotaje y amenaza para la seguridad nacional, así como injerencias externas.

«Cualquier ley sobre seguridad nacional ha de ser clara en su alcance y definición, y solamente debe permitir restricciones sobre los derechos humanos que sean estrictamente necesarias y proporcionadas.  Ya he expresado mis dudas sobre el hecho de que estas disposiciones tan amplias y vagas podrían aplicarse de forma arbitraria para reducir la libertad de expresión y ser usadas para acallar las voces discrepantes, a los actores de la sociedad civil y a los defensores y defensoras de derechos humanos,» explicó Türk.  

«Vuelvo a insistir en que se ponga en libertad de forma inmediata e incondicional a todas las personas detenidas de forma arbitraria con arreglo a estas leyes,» destacó Türk. 

Para más información y solicitudes de los medios de comunicación, póngase en contacto con:

En Ginebra
Liz Throssell - + 41 22 917 9296 / [email protected] 
Marta Hurtado - + 41 22 917 9466 / [email protected]

Etiquetar y compartir

Twitter @UNHumanRights
Facebook unitednationshumanrights
Instagram @unitednationshumanrights